Image by Manuel Barroso Parejo

La basura no desaparece, sólo se acumula


Casi como la ley física de la energía, la basura no se destruye sólo se transforma. Muchos de nosotros pensamos que al tirar la basura ésta desaparecerá mágicamente al llegar el camión –que a pesar de separarla en muchas zonas de México sólo se vuelve a mezclar en el camión- y que al final existe un depósito donde se desintegra... esto no sucede.

La basura no desaparece y como no tenemos una cultura de reciclaje o un programa gubernamental, el porcentaje del país se encuentra dentro de los más bajos a nivel mundial. Por ejemplo, Austria tiene un 63% efectivo de reciclaje, Alemania 62%, Bélgica 58% y México…11%. Esto sucede por dos motivos, 1) porque no tenemos una cultura arraigada de cómo hacerlo y 2) porque el gobierno no tiene un programa estricto de reciclaje.

De acuerdo con los datos del INEGI, estos son los números registrados en México:

Fuente: INEGI

En mi opinión hay diferentes soluciones que deberían ponerse en práctica lo antes posible:

  1. Dejar de crear basura: no necesitamos esas papitas, no hay porqué comprar esa botella de agua, ese pastelillo puede esperar y seguramente no necesitas esa fruta que viene empacada en plástico. Es decir, cada vez que estemos por comprar algo, pensemos dos, tres o cinco veces si de verdad necesitamos el producto a consumir, la mayoría son de uso efímero y se convertirá en basura. Hay que disminuir la cantidad de basura que generamos.

  2. Separar la basura: sí, sé que es un fastidio y que la orgánica comienza a oler mal pero la puedes usar de abono. Muchas dirán que de todas maneras el camión de la basura mezcla todo (y es cierto en algunos casos) pero si no comenzamos por algo nadie lo hará.

  3. Tres y más importante, el gobierno: es quien debe crear un programa con objetivos que todo el país vea alcanzables; digamos que si en el 2015 reciclamos el 11%, pues para 2016 será el 12% y en tres años el 20% y así sucesivamente. No es imposible y tenemos el ejemplo de otros países que lo han logrado; sólo hay que tomar las mejores prácticas.

  4. Por último, no tires basura: en un viaje con un grupo de amigos, uno de ellos estaba fumando y tiró su colilla a la calle al ver esto otro amigo le dice “yo no voy a tu país a tirar basura, tu tampoco lo hagas en el mío”. Esto es cierto, estamos acostumbrados a tirar basura y pensar que nada pasa. Les propongo que si ven una envoltura, envase, o lo que sea tirando en las calles, playas y parques la levanten y la tiren en el bote más cercano.

Ayúdanos a mantener un mundo más limpio, recicla, reusa y reutiliza. Y recuerda que cada vez que consumes un producto 9 de cada 10 de estos empaques no se reciclarán y 2 de cada 9 terminarán en nuestros mares y calles.

#basura

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx