Image by Manuel Barroso Parejo

Desde 1977 Exxon sabía los efectos del cambio climático... decidió esconder la información


No es una novedad que una compañía llegue a los titulares por contaminar nuestro ambiente, de hecho en la historia de las petroleras se tiene un registro de más de 175 desastres ecológicos por malos manejos en la perforación y producción de petróleo. Casi siempre nos enteremos de estos problemas, en otras ocasiones son encubiertos o no salen a la luz pero lo que sí es que la verdad eventualmente se sabrá.

Así les pasó a los texanos de ExxonMobil, quienes recientemente han sido demandados por presuntamente contaminar un río en Massachusetts, violar las leyes federales de agua y que desde 1977 la compañía sabía los efectos adversos que trae la explotación de los combustibles fósiles pero decidió esconderlos para continuar con sus ganancias. Las personas de Exxon se han caracterizado por tener un juicio pobre en cuanto a temas ambientales, no nos sorprende pero nos alegra el saber que esta compañía enfrenta este tipo de cargos.

“...Nuestras comunidades estuvieron en riesgo y continúan en peligro sólo para reducir costos de una las compañías más rentables a nivel mundial…”, dicho por Bradley Campbell, quien es presidente de ‘Conservative Law Foundation’ (CLF) en un comunicado de prensa al momento que la demanda se presentó esta semana en la corte de Massachusetts.

La demanda argumenta que la planta que está ubicada en las afueras de Boston de ExxonMobil tiene una fuga de aguas pluviales y contaminación industrial más allá de lo que está permitido hacia el río Místico. Aunque esta primera demanda se debe analizar y tomar acciones correctivas, lo más preocupante es el encubrimiento de la verdad.

Campbell arremetió contra la petrolera en este caso diciendo “...por más de tres décadas ExxonMobil ha dedicado todos sus esfuerzos a engañar al público acerca del cambio climático y los efectos del petróleo, incluso ha utilizado esta información para su beneficio y avanzar en las operaciones de su negocio…”.

Tres décadas omitiendo la verdad, tres décadas mintiendo, tres décadas de gozar de la protección gubernamental, tres décadas de cobrar dólares manchados de sangre, tres décadas destruyendo nuestro planeta.

¿Qué hubiera pasado si desde ese momento la ética y moral hubiera triunfado en vez de la codicia?, ¿qué hubiera sucedido si las personas que manejaban Exxon en esos años hubieran actuado y comenzado a desarrollar energías limpias?

“... Es momento de Exxon nos de respuestas de las falsas declaraciones que han realizado durante tanto tiempo…”, expresó Cambell. Y no es para menos, ¿por qué dejaríamos operar a una empresa que sólo ha mentido, robado y destruido nuestro ambiente?

En los 70’ y 80’s Exxon contrató científicos de gran renombre para que revisaran el problema de las emisiones de CO2 y el papel que juega el petróleo en el calentamiento global, crearon modelos de predicción e incluso gastaron más de $1 millón de dólares en ese momento para conocer cuánto CO2 absorben los océanos. Esto quiere decir que sabían lo que hacían y no debe ser un shock para nosotros que ellos sabían; era obvio que la información existía.

En julio de 1977, James Black quien fue uno de los científicos senior en ese momento, entregó un mensaje sobre el tema: “...en primer lugar existe un consenso científico general que la forma más probable en que la humanidad está influyendo en el clima global es a través de la liberación de dióxido de carbono por la quema de combustibles fósiles…” más claro no puede ser y este mensaje se entregó al comité de Exxon.

Un año después Black advirtió a Exxon que si se duplicaban las emisiones de gases de CO2 a la atmósfera se incrementaría la temperatura global de 2° a 3°, esta afirmación continúa vigente. Lo más significativo del mensaje de Black fue: “...creemos que la humanidad tiene una ventana de tiempo de 5 a 10 años antes de caer en la necesidad de tomar decisiones drásticas en cambiar las estrategias de energía…”.

Black sabía que sucedería lo que nos está sucediendo y Exxon toma la decisión por todos de nosotros de esconder debajo de la alfombra el problema.

Sólo esperamos que ExxonMobil se responsabilice no sólo de esta acusación sino de la montaña de problemas que han creado. Igualmente y como decía Black hace casi 40 años, debemos hacer un cambio de paradigma, dejar los combustibles fósiles debajo de la tierra donde pertenecen.

Vía: Scientific American, rt.com

Imagen: usatoday.com

#calentamientoglobal #combustibles #cambioclimático #energíafósil

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx