Image by Manuel Barroso Parejo

WeFood: la alternativa para el desperdicio de comida


El desperdicio de alimentos es una de las grandes problemáticas que se enfrentan todos los países; en México tenemos dos polos, uno donde se desperdicia y no se llega a consumir todo lo adquirido y otro donde 7.4 millones de mexicanos no tiene acceso a una dieta mínima.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, aproximadamente en nuestro país se desperdician diariamente entre 27 mil y 30 mil toneladas de alimento, lo que anualmente serían 10 millones de alimentos; esta cifra equivale al 37.2% de los alimentos producidos, según el Grupo Técnico de Pérdidas y Mermas de Alimentos y normalmente terminan en la basura.

"La mayor parte se registra en centrales de abasto, tiendas de autoservicio, restaurantes, hoteles, mercados, así como en miles de hogares donde no se planifican de manera correcta compras ni consumos", declara la AMBA.

Y en el mundo esta cifra no es muy distinta ya que la FAO estima que un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierden o son desperdiciados, esto es 1.3 billones de toneladas. Al mismo tiempo casi 800 millones de personas en todo el mundo pasan hambre cada noche.

Para contrarrestar esta tendencia han surgido empresas alrededor del mundo que buscan ser una alternativa, como lo es DanChuchAid, organización que decidió hacer algo sobre el problema. En febrero de 2016, abrieron el primer supermercado del mundo sólo con excedentes de bienes. El supermercado en Amagerbrogade en Copenhague rápidamente se convirtió en un éxito y por lo tanto DanChurchAid ha decidido abrir uno más.

WeFood, está por convertirse en una cadena de supermercados en el país nórdico. Con apenas dos sucursal en operación y otras más en camino, ha demostrado ser un gran éxito ya que el desperdicio de alimentos se convierte en un tema de relevancia a nivel mundial

Wefood vende mercancías que los supermercados regulares ya no pueden vender debido a las etiquetas de "consumir antes de…” o “preferentemente antes de…”, etiquetas incorrectas o paquetes dañados. Los productos que se encuentran en WeFood siguen siendo comestibles y son seguros de consumir de acuerdo con la legislación alimentaria danesa, sólo han perdido su valor en el anaquel convencional y en vez de destruirlos son donados.

"(...)Es impresionante que en lugar de tirar las cosas, estén optando por venderlas, estamos apoyando una buena causa (...)” comenta un cliente de la tienda después de pagar un aceite de oliva de lujo por 40 pesos.

La venta de comida expirada es legal en Dinamarca siempre y cuando se comunique al consumidor de forma clara que no hay un peligro inmediato al consumir dichos productos. “(...)Es sencillo, nosotros vemos, olemos y sentimos los productos, de esta forma sabemos si es consumible (...)” comentó Bassel Hmeidan, líder del proyecto.

Todos los productos vendidos son donados por cadenas productoras, compañías importadoras y exportadoras, así como supermercados locales; posteriormente el staff de WeFood -quienes son voluntarios- recogen los productos para ser examinados y puestos a la venta. Lo mejor es que las ganancias de todas las transacciones van directo a organizaciones no lucrativas.

A diferencia de otros supermercados de donación, WeFood es para todos; ya sea porque deseas apoyar la lucha contra el hambre, detener el desperdicio de alimentos o simplemente quieres ahorrar dinero en tu super. El objetivo principal de la organización gira en torno a tres pilares: el medio ambiente, las personas de escasos recursos y consumidores generales.

Los precios son muy accesibles, casi la mitad de lo que se pudiera encontrar en cualquier supermercado, lo único que se podría dificultar al momento de la compra es la variedad o surtido de la tienda ya que al depender de donaciones no tienen un catálogo fijo y la mezcla de productos cambia día a día.

La ONU advirtió que el desperdicio de alimentos tiene diferentes aristas, principalmente la preferencia por productos que luzcan perfectos, el uso arbitrario de etiquetas como ‘consúmase mejor antes de…’, porque no terminamos los platillos, o porque simplemente expiró la fecha, pero en caso de revertir esta tendencia y estimular la donación de alimentos, la ONU afirma que se podría terminar con la hambruna mundial.

“...El objetivo que tiene DanChurchAid con Wefood es reducir la cantidad de residuos de alimentos en Dinamarca y recaudar fondos para el trabajo de la organización en los países en desarrollo...” de acuerdo con la información en su portal. Igualmente DanChurchAid utiliza los ingresos obtenidos en WeFood para combatir la hambruna en países empobrecidos como Sudán, Etiopía y Bangladesh.

Los Voluntarios de Wefood atendieron a más de 10 mil clientes y vendieron cerca de 250mil coronas danesas, más de $750 mil pesos durante los dos primeros meses de operación. Los beneficios que se obtienen son invertidos en proyectos que proporcionan ayuda y planes de protección social, así como proyectos de producción agroecológica.

Otro de los pilares mencionados por los que trabaja WeFood es el medioambiente, ya que los desechos alimenticios también contribuyen al cambio climático. La producción, la distribución, el consumo y la disposición de alimentos utilizan una cantidad gigantesca de energía y agua, así como una inmensa huella de carbono. El hecho de que un tercio de los alimentos producidos en todo el mundo cada año se destina a residuos significa que 3,3 billones de toneladas de gases de efecto invernadero se liberan en la atmósfera sin ninguna razón, las cuales pueden evitarse.

Contactamos a la organización para que nos ayude a apoyar este tipo de iniciativas en nuestro país, donde el desperdicio de alimentos está por encima de la media global.

Vía: The Guardian, WeFood

Imagen: althawagah.com

#sostenible #desperdicio #calentamientoglobal

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx