Image by Manuel Barroso Parejo

Rajendra Singh, conocido como ‘Waterman’ por ‘suministrar’ agua a más del mil pueblos en la India


Estamos ante una crisis de agua potable y sequías graves a nivel mundial, en algunos países es más intenso que otros, pero la realidad es que el agua es y seguirá siendo nuestro recurso natural más valioso y paralelamente el más escaso.

En la India, la situación del agua y sequía está alcanzando niveles históricos, pero un hombre le está haciendo frente con excelentes resultados.

De acuerdo con un reporte del Instituto Nacional para Transformar India, millones de medios de subsistencia están bajo amenaza. El informe afirma que alrededor de 200 mil indios mueren cada año debido al acceso inadecuado al agua potable, con 600 millones enfrentando lo que se denomina "estrés hídrico extremo".

"...Esta no es la primera vez que el suministro de agua se detiene antes de que llegue mi turno. De nuevo hoy, tendré que suplicar a mi vecino por un balde de agua. El gobierno necesita ver nuestros problemas...", dijo un Morchi Bai, habitante de Alwar a DW.

Los pobres de las zonas rurales de la India son muy susceptibles a los efectos del clima extremo y el cambio climático. De acuerdo con WaterAid, cerca de 63 millones de indios no tienen acceso a agua potable.

Parecería que estas comunidades están destinadas a una de las peores tragedias, pero todavía existen 'héroes sin capa' que luchan por lograr un cambio.

Rajender Singh, popularmente conocido como ‘Waterman’, ha estado trabajando para restaurar el suministro de agua a más de mil pueblos y ha rejuvenecido 11 ríos que ahora fluyen todo el año como resultado de la conservación del agua a través construcciones que retienen el agua en un área de captación.

Su trabajo no ha pasado por alto, de hecho se le otorgó el premio Ramon Magsaysay y el ‘Stockholm Water’, que se le conoce como el ‘premio nobel del agua’.

La organización de Singh, ‘Tarun Bharat Sangh’ se encuentra a 64 kilómetros de Alwar, en el pueblo de Bheekampura. Pero los niveles de agua en las dos ubicaciones son considerablemente diferentes; esto debido a la construcción de ‘presas de tierra’ que los lugareños han realizado para conservar el agua de lluvia.

"...Hay una gran diferencia. Lo que una vez fue tierra estéril ahora está lleno de agua y árboles florecientes. El río que solía secarse ahora se desborda a veces...", dijo Shyoji Ram, de una aldea de Bheekampura.

El proceso es relativamente simple, Singh, junto con otros trabajadores, utilizan las corrientes monzónicas para desviar una parte de éstas y mediante la construcción de ‘johad’ -presas de tierra- que reúnen el agua.

"...Este sistema es exitoso debido a la gestión comunitaria, ya que es el mejor método para tratar con lo recursos naturales…”, dijo Singh.

"...Pudimos construir 11,800 ‘annicuts’ -presas en India construidas para abastecer las vías fluviales- para controlar represas y diques en los últimos 34 años. También pudimos restaurar el suministro de agua a alrededor de 250 mil pozos que hace tiempo que se corrían seco...", dijo Singh.

Los ‘johads’ es un antiguo método indio para recolectar agua de lluvia, el cual también ayuda a evitar las inundaciones y elevar los niveles de las aguas subterráneas.

Las paredes bajas de la presa ayudan a disminuir el flujo de agua en la estación húmeda y permiten que el agua se filtre en la tierra. Permanece allí una vez que vuelve el tiempo seco.

Cada ‘johad’ tiene una capacidad de almacenamiento de 1,500 metros cúbicos por hectárea y es capaz de elevar el nivel freático hasta 6 metros.

Singh enfatiza la urgencia de la actual crisis del agua en India, señalando que las medidas deben tomarse de inmediato. Afirma que el desarrollo de un sistema eficaz para la gestión y la utilización del agua que se puede recoger en las johad, así como en las aguas subterráneas, es absolutamente esencial.

“...Las sequías se han multiplicado diez veces, mientras que las posibilidades de inundación son ocho veces mayores. Paralelamente, la mayoría de los cuerpos de agua están enfrentando los efectos de la contaminación, invasión, extracción de arena y extracción de agua...", continuó Singh.

El futuro del agua potable en la India no es nada promisorio. El país asiático posee sólo el 4% del agua dulce del mundo pero tiene el 16% de la población mundial; se espera que para el 2030 la demanda de agua en India se duplique lo que significaría una grave escasez de agua para cientos de millones de personas.

El ministro de Agua U.P. Singh está al tanto de la potencial catástrofe y la importancia de crear un suministro sostenible de agua tanto para el presente como para futuras generaciones.

"...India es el mayor usuario mundial de aguas subterráneas, representa el 25 por ciento del total mundial. Los acuíferos se están secando, y con la forma en que se explota el agua puede llegar el día en que no quede agua...", dijo el ministro.

Ante este futuro, es importante apoyar las iniciativas como las de Rajender, no es que sea la única pero es una muy prometedora que podría ayudar a cientos de miles incluso millones de personas que no tienen acceso a agua potable.

______________________________

Vía: DW Imagen: DW

#agua #biodiversidad #conservación #soluciones

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx