Disminuye tránsito, persiste contaminación ¿quién es el culpable?


Llevamos ya semanas desde que se recomendó en México el distanciamiento social y las principales avenidas del país lucen descongestionadas de automóviles, pese a esto aún persiste la contaminación en el aire.


Según el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat), la calidad del aire se mantiene igual, se pensaba que el aislamiento traería un descanso y nuevos aires a la CDMX pero no fue así.


Desde el lunes 23 de marzo, fecha en la que se inició de manera “oficial” las medidas de confinamiento, el Simat ha reportado valores de más de 100 puntos de ozono, lo que significa mala a muy mala calidad del aire en el Valle de México.


Según el Simat, ningún día de las dos últimas semanas ha ofrecido una buena calidad del aire, a pesar de que el Gobierno capitalino indicó que se ha reducido en 80 por ciento la circulación, en tanto la plataforma Waze acreditó que sólo hay un nivel menor de circulación vehicular de 20 por ciento.


¿Por qué sucede esto? simple, la reducción del uso del automóvil no es suficiente para disminuir los altos niveles de otros contaminantes en el aire que hemos acumulado por décadas y que son responsables del cambio climático.


En países como China, la reducción de la actividad económica disminuyó en 25% las emisiones de bióxido de carbono durante cuatro semanas, de acuerdo con un análisis de Carbón Brief.


En Italia hubo una tendencia gradual de reducción de alrededor del 10% de dióxido de nitrógeno por semana durante las últimas cuatro a cinco semanas, según el Servicio de Monitoreo Atmosférico Copérnico de la Unión Europea.


Sin embargo, la reducción en las emisión de estos contaminantes es diferente a la concentración de bióxido de carbono, que es la principal causante del cambio climático.


“...Las emisiones representan lo que pasa a la atmósfera, mientras que las concentraciones representan lo que queda en la atmósfera después del complejo sistema de interacciones entre la atmósfera, la biosfera, la litosfera, la criosfera y los océanos. El dióxido de carbono permanece en la atmósfera y los océanos durante siglos. Esto significa que el mundo está comprometido con el cambio climático continuo, independientemente de cualquier caída temporal en las emisiones debido a la epidemia de coronavirus...”. afirmó la ONU.


Con la plataforma TomTom, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) evalúa también la disminución del tráfico, con 80 por ciento menos este fin de semana, pero el paso de una onda de calor provocó el incremento de ozono con muy mala calidad del aire.


¿Que sigue? debemos hacer frente a los principales contaminantes del aire, no sólo es disminuir el uso de automóviles, sino hacer más eficiente y limpio el transporte colectivo, monitorear, supervisar y en su caso sancionar y cerrar a empresas/fábricas que estén contribuyendo con la contaminación.

También puedes ayudar apoyando a Greenpeace en su campaña


///

Vía: Reforma

Imagen: Cuartoscuro


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx