Image by Manuel Barroso Parejo

Teff, el grano más pequeño con grandes beneficios


Los llamados 'superalimentos' prometen ser una fuente inagotable de nutrientes y antioxidantes e incluso de ingredientes 'cardio-saludables' y anti-cangerígenos. El término ‘superfood’ se da a aquellos ingredientes que ofrecen beneficios excepcionales para los humanos en cuanto a la alimentación y que en teoría son superiores al resto de los alimentos en cuanto a valor nutricional.

SUPERFOODS. “...Desde el punto de vista científico, se ha demostrado que determinados compuestos o componentes presentes en los alimentos y bebidas pueden ser especialmente adecuados para el humano…”, de acuerdo con el European Food Information Council (EFIC). Si bien son alimentos con altos niveles nutrimentales, no deben considerarse de manera diferente al resto y menos para que seamos víctimas de grandes campañas de marketing para adquirir productos por encima de su precio.

“...Para asegurar una ingesta equilibrada de nutrientes de y una buena salud, debemos aumentar el abanico de alimentos nutritivos que incluimos en nuestras dietas. No es realista esperar que un pequeño conjunto de ‘superalimentos vaya a aumentar significativamente nuestro bienestar…”, de acuerdo con el EFIC.

Dicho esto, hay muchas personas incluidos nosotros que optamos por una dieta libre vegetariana o vegana y sabemos que en ocasiones puede parecer difícil el alcanzar los nutrientes necesarios para nuestro desempeño diario. La solución como bien explica el EFIC es tener un abanico de opciones y en este abanico integrar los ‘superfoods’ que más nos convengan.

Dentro de este abanico consideramos que deberían incluir un cereal que está causando gran sensación entre las personas que buscan una mejor alimentación, este es el grano Teff. Este especie herbácea de la familia de las poáceas de semilla comestible, se cultiva principalmente en Etiopía, Eritrea, India y Australia y ha tenido un gran auge en los últimos años.

Desde un punto de vista nutritivo tiene características importantes ya que contiene mucha fibra alimentaria y hierro, además de proteínas y calcio. Como inconveniente presenta una semilla de tamaño minúsculo, de aproximadamente un milímetro de diámetro. CULTIVO. El grano Teff se puede adaptar a diferentes ambientes que van desde sequías hasta suelos inundados. Para lograr un mayor rendimiento del grano es preferente cultivarlo en altitudes entre los 1,800 y 2,100 metros y en un rango de temperaturas de 10°C a los 27°C. Teff se destaca por su alta calidad y rendimiento frente a otros granos pero la hierba no tolera heladas. Igualmente la paja de la hierba es usada con fines prácticos ya que se puede mezclar con el barro para crear construcciones simples.

El teff ha comenzado a cultivarse y comercializarse en otros países debido a su fácil adaptación a terrenos áridos, su rapidez de crecimiento y la creciente concientización sobre el uso de cereales sin gluten como el quinoa, el trigo sarraceno, y el amaranto, entre otros.

El teff requiere sólo 36 horas para brotar, el menor tiempo para cualquier grano. Medio kilo de semillas de teff puede producir hasta una tonelada de granos en tan sólo 12 semanas. Esta cantidad es cientos de veces más pequeña que el que se necesita para la siembra de trigo. Es una semilla muy productiva y eficaz, lo que ha ayudado a millones de etíopes de la hambruna.

Se usa para elaborar ‘injera’ el cual es como la tortilla en Etiopía y se usa como un pan plano fino -similar a una crêpe- para acompañar diferentes guisos. El teff es una de las mayores contribuciones de materia prima en Etiopía, cerca de los granos de café. Se estima que alrededor de 6.3 millones de agricultores cultivan teff en el 20% de la tierra del país

TEFF. En 1996, el Consejo Nacional de Investigación de los Estados Unidos caracterizó al teff como "capaz de mejorar la nutrición, aumentar la seguridad alimentaria, fomentar el desarrollo rural y apoyar el cuidado de la tierra sostenible".

Posiblemente no teníamos conocimiento de este grano porque Etiopía prohibió durante mucho tiempo la exportación del grano tef, principalmente por el aumento de los precios en cereales. En el 2015 esta prohibición se levantó gracias a la introducción de mejores técnicas agrícolas que ayudaron a mejorar los rendimientos del grano en un 40%.

BENEFICIOS. 130 gr de teff sin cocinar contienen 62% de la dosis de fibra recomendada por día, lo cual es fundamental para mantener sano al corazón y mejorar la digestión y sólo aportan 2 gr de grasa.

Sin Gluten. El gluten es una proteína presente en los cereales más comunes como el trigo, la cebada y el centeno. Si bien no hace daño, hay muchas personas que son intolerantes al gluten ya que se asocia con problemas e interrupciones en la digestión. El teff se descompone fácilmente y es anti inflamatorio por lo que funciona perfectamente como sustituto ‘sin-gluten’ desde el pan hasta la pasta.

Deportistas. Si tienes pensado como propósito de año nuevo cualquier competencia atlética, el teff te ayudará a tener un mejor rendimiento físico ya que abarca los 8 aminoácidos esenciales para una nutrición saludable y altos niveles de lisina, que es una proteína que ayuda a agilizar la reparación muscular después de un entrenamiento extenso. Igualmente la lisina favorece la producción de elastina y colágena natural, sólo recuerden a los grandes ganadores de maratones a nivel mundial.

Salud y huesos. Al tener altos niveles de almidón ayudar a regular la glucosa en la sangre, controla el peso y ayuda a la salud del colon. El teff es el grano que más contiene calcio, 130 gr cocidos ofrecen la misma cantidad de calcio que 60gr de espinaca o un vaso de leche. Si estás pensando en dejar la leche o eres intolerante a la lactosa, el teff te ayudará a mantener tu aporte de calcio y proteger tus huesos. Vitaminas y minerales. Del lado de las vitaminas tiene altas concentraciones de vitaminas tiamina B1 y piridoxina B6, al igual que Vitamina C, algo que rara vez que se ven granos de cereal. Por los minerales contiene hierro, fósforo, manganeso y cobre. Alimentación infantil. El teff es un ingrediente que se puede incluir en la alimentación de los bebés ya que contiene elementos esenciales y valiosos para su crecimiento y tener un sistema inmunológico fuerte y no contiene proteínas difíciles de digerir como el gluten.

En México no es fácil encontrarlo en supermercados pero en tiendas orgánicas y de alimentación saludable es más sencillo encontrarlo. Recomendamos ampliamente el consumo de teff no como sustituto sino como parte de su dieta diaria.

Vía: Elle, India Today y Agriculture

Imagen: Pixabay

#agricultura #sostenible

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx