Reino Unido prohíbe productos con 'microbeads' a partir del 2018


La mayoría de los productos de cuidado personal que se utilizan diariamente contienen plástico entre sus ingredientes, es por esto que el Reino Unido prohibirá los ‘microbeads’ de los productos que se comercialicen en el país europeo.

Pero ¿qué es un ‘microbead’?

‘Microbead’ o microesferas son un subgrupo dentro del grupo de los microplásticos que tiene un tamaño entre 0.1 micrómetros hasta 5 milímetros y su propósito es dar un efecto abrasivo. Se usan como aditivos para los productos de aseo personal y pueden llegar a conformar un 10% del total del volumen de un artículo único.

Algunos productos o artículos que las contienen son las pastas para lavar los dientes, jabones líquidos, gel de baño, exfoliantes para la cara y el cuerpo y brillos para labios. Igualmente, pueden estar presentes en algunos productos de limpieza del hogar y bloqueadores solares.

De acuerdo con un estudio realizado por Napper & Thompson, se ha encontrado que algunos productos de uso diario pueden liberar al ambiente unas 94,500 microesferas por cada uso o aplicación y los sistemas convencionales de las plantas de tratamiento de agua no los detectan por lo que el agua regresa al mar con este plástico, provocando que contaminen nuestros océanos y entrando a nuestra cadena alimenticia.

Dada la gravedad del asunto, el gobierno británico introducirá la prohibición más fuerte para las microesferas en todo el mundo. "…Esta es una gran noticia para nuestro medio ambiente y un signo positivo del liderazgo mundial de Gran Bretaña en plásticos oceánicos…", declaró Greenpeace Inglaterra.

Tras una consulta pública, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) afirmó que se prohibiría el uso de microplásticos en productos cosméticos y productos para el cuidado personal como la pasta de dientes.

Por el momento, los productos como el maquillaje o el protector solar no serán afectados, pero se ha solicitado a un comité de expertos que examine si éstos y otros productos también deberían estar prohibidos.

Las industrias no se han mantenido calladas ante esta situación y argumentan que las implicaciones económicas que tiene el cambiar la fórmula de sus productos son muy elevadas, pero será más costoso que nuestros océanos estén infestados de plástico; este es el momento de renovarse, de dejar una marca positiva en el planeta, adicional a que existen diferentes medios para suplir los microplásticos.

El microplástico se ha extendido por todo el planeta, de hecho se estima que existen más de 300 mil millones de piezas de microplástico tan sólo en el Océano Ártico; no es coincidencia que la vida marina termine alimentándose de este contaminante.

Un estudio demostró que desde 1950 la humanidad ha producido cerca de 8.3 mil millones de toneladas métricas de plástico, creando 6.3 mil millones de toneladas de residuos; donde la mayoría de estos residuos terminan en tiraderos o arrojados al medio ambiente.

Michael Gove, Secretario de Medio Ambiente, afirmó que existe una seria amenaza para la vida silvestre y se comprometió a continuar con nuevos métodos para reducir la cantidad de plástico, en particular las botellas de plástico que entran al mar.

"…Para lograr una prohibición efectiva necesitamos que las empresas sean transparentes e informen qué productos tienen microesferas y en qué cantidades…". Louisa Casson, activista de los océanos en Greenpeace Reino Unido

Si bien este es un gran paso para comenzar a liberar de plástico nuestros océanos, debemos tomar este ímpetu para ejecutar medidas rápidas y poder enfrentar la gran amenaza que significa el plástico.

"…Prohibir las microesferas es un comienzo importante para abordar las millones de toneladas de plásticos que entran en los océanos cada año. Las microesferas son una de las formas más generalizadas de contaminación marina y atacar el problema de raíz es más efectivo que limpiar el mar. La prohibición debe ser lo más extensa posible, para cubrir todos los productos: no debe haber lagunas ni exenciones. Las criaturas oceánicas no distinguen entre los diferentes cosméticos…", declaró Tanya Steele, directora ejecutiva de WWF-Reino Unido.

El gobierno británico introducirá esta legislación antes de termine el año. La fabricación de productos con microplásticos se prohibirá a partir del 1 de enero del 2018 y la venta que contenga estos productos a partir del 30 de junio del siguiente año.

A esta legislación se le deberían sumar todos los productos de plástico, botellas, bolsas, envases, etc, ya que la mayoría del plástico descompone gradualmente con el tiempo en trozos pequeños terminando en microplástico.

Vía: The Independent

Imagen: Shutterstock

#plástico #residuos #conservación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx