PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx

Grow Dat: de campo de golf a granja urbana


Lo que una vez fue un campo de golf ahora se ha transformando en la granja urbana más grande de la ciudad de Nueva Orleans gracias al esfuerzo y dedicación de la organización sin fines de lucro ‘Grow Dat Youth Farm’.

Este espacio de casi 3 hectáreas, donde anteriormente se jugaban encuentros de golf, ahora es un terreno sustentable que cuenta con un Eco Campus de bajo consumo de energía construido con siete contenedores reciclados y diseñado por estudiantes de la Universidad de Tulane. Actualmente está sumando 1 hectárea más a su espacio.

Este campo golf había estado inhabilitado antes del huracán Katrina y comprendía suelos muy desfavorables para la agricultura, en su mayoría arenosos o arcilla. Grow Dat tuvo que invertir tiempo, dinero y esfuerzo para aliviar el suelo con materia orgánica como granos de café, caña de azúcar seca y estiércol de pollo, así como una rotación de cultivos para agregar minerales a la tierra de nuevo; actualmente en la granja se cultivan más de 50 variedades de frutas y verduras.

Grow Dat no sólo busca ser una granja urbana en el corazón de Nueva Orleans, más bien es un programa de agricultura y liderazgo urbano que enseña a los jóvenes de la ciudad a cultivar frutas y verduras de formas sostenible; posteriormente los cultivos se venden a los sistemas de Agricultura apoyada por la comunidad (CSA’s, por sus siglas en inglés), a restaurantes locales y mercados; igualmente un 30% es donado a vecindarios que no cuentan con acceso a alimentos saludables y frescos.

La organización fundada en 2012, busca ser más que un granja sustentable. Su misión es nutrir a un grupo diverso de jóvenes líderes a través del trabajo significativo de cultivar alimentos. “…Personas de diferentes orígenes se unen para crear un sistema de alimentos más justo y sostenible. En nuestra granja trabajamos en colaboración para cultivar alimentos, educar e inspirar a jóvenes y adultos, así como construir los cambios necesarios personales, sociales y medioambientales…”, de acuerdo con información de su sitio.

El Eco Campus, donde se imparten la mayoría de los talleres es una estructura sencilla, de bajo consumo de energía con aulas al aire libre y baños de compostaje. Cuenta con un ‘bioswale’, un área abierta diseñada para eliminar los sedimentos y residuos procedentes de la escorrentía del agua, la cual previene inundaciones y maneja el agua sostenible.

Al día de hoy Grow Dat se ha asociado con 9 escuelas locales para reclutar alrededor de 60 estudiantes de secundaria anualmente, quienes participan en un programa de liderazgo remunerado de cinco meses que se lleva a cabo como actividad extracurricular y prioriza la diversidad e inclusión.

Además de otorgar financiamientos, donaciones, la organización recauda fondos mediante las cenas de ‘Granja Estacional’, donde invitan a famosos chefs locales a cocinar comidas con ingredientes de la granja y lo que se recaude servirá para las donaciones que realiza la organización.

No sólo es el hecho de que Grow Dat le haya dado a un espacio citadino la oportunidad de florecer nuevamente para servir de huerto urbano sostenible, sino todas las actividades que enmarcan la granja; hubiera sido muy sencillo que la ciudad convirtiera ese espacio en edificios o casas pero se apostó por algo que le sirviera a la comunidad; podemos pelear por este tipo de iniciativas que impacten la vida de muchas personas.

Para más información visiten su página en www.growdatyouthfarm.org

Vía: Grow Dat

Imagen: Grow Dat

#alimentos #agricultura #conservación