Image by Manuel Barroso Parejo

Investigación relaciona al chocolate con la deforestación de parques nacionales africanos


Durante décadas las grandes empresas que comercializan chocolate han devastados grandes regiones de bosques para cumplir con la demanda de cacao a nivel mundial; a pesar de ser un cultivo que crece a la sombra.

Mighty Earth, la organización que trabaja para conservar espacios amenazados, realizó una investigación en donde muestra nuevas evidencias de que las áreas protegidas están siendo deforestadas ilegalmente, sobre todo en el los parques nacionales de África occidental.

“…Una gran cantidad de cacao utilizado en el chocolate de los productos de empresas como Mars, Nestlé, Hershey, Godiva y otras importantes compañías de chocolate, proviene de fuentes ilegales de cultivos en parques nacionales y otras áreas protegidas en Costa de Marfil y Ghana…”, de acuerdo con el reporte de Mighty Earth.

Estos dos países son los dos mayores productores de cacao del mundo, juntos producen 2.6 millones de toneladas de chocolate, que es el 60% de la oferta mundial. Esta deforestación ha causado que los hábitats de chimpancés y elefantes están siendo destruidos acercándolos aun más a la extinción.

Estas empresas no deberían aprovecharse de la vulnerabilidad que presentan los países en desarrollo, sin embargo, las personas sin escrúpulos piensan que África es de su propiedad y pueden saquear lo que requieran hasta dejar desolada la región.

El reporta afirma que el 90% de la superficie de parques nacionales y áreas protegidas se ha convertido en monocultivos de cacao. En algún momento de la historia moderna -no hace muchos años- Costa de Marfil era una región boscosa y extremadamente biodiversa, pero a perdido 7 de sus 23 áreas protegidas y menos del 4% continúa siendo selvática.

Debido a la pérdida de hábitat y la deforestación, los chimpancés ahora se encuentran en peligro de extinción y los elefantes están cerca de desaparecer, ya que anteriormente se podían encontrar miles de ejemplares, ahora quedan entre 200 y 400lamentable que la rentabilidad de una empresa sea a costa de la muerte de la biodiversidad.

“…Cerca de la mitad del mercado mundial de cacao es controlado por tres compañías: Cargill, Olam y Barry Callebaut. Hemos rastreado cómo el cacao se abre camino desde los cultivos en parques nacionales, pasando por intermediarios y llegando finalmente a estas empresas, la cuales lo venden en Europa y Estados Unidos, donde las chocolateras lo convierten en trufas, barras, polvo, jarabe y un sin número de golosinas de chocolate…”, de acuerdo Etelle Higonnet, una de las autoras del reporte.

Cuando un negocio es turbio, es difícil tener condiciones de trabajo óptimas. En estos casos, quienes tienen el peor escenario son los agricultores quienes ganan cerca de $16 pesos por día laborado; incluso se han tenido reportes de empleos infantiles.

"…Los productores de chocolate tienen el poder de exigir cacao libre de deforestación y que quienes cultivan tengan salarios decentes. Hemos visto este cambio en otros productos, como el aceite de palma, en donde las compañías de consumo y los comerciantes establecen estrictos estándares de conservación y de derechos humanos…”, Horowitz espera que el reporte realizado funcione como una llamada de alerta.

"…La industria del cacao continúa explotando tanto los bosques como a las personas. Ya es momento de que la industria comience a pagarle a los productores un salario digno y que implemente prácticas de producción sostenibles para asegurar la resiliencia de los ecosistemas locales, porque sin bosques todos sufriremos y pagaremos tarde o temprano…", dijo Sindou Bamba, Coordinador General de la Coalición de Actores de Derechos Humanos de Costa de Marfil (RAIDH).

Una de las pocas empresas que respondió al reporte de Mighty Earth fue Mars, quien aseguró estar de acuerdo con muchas de las recomendaciones del informe. “…Mars y la Fundación Mundial del Cacao (WCF) buscan la protección y restauración forestal, así como la transparencia del sector y una acción conjunta para monitorear y cumplir con la protección de los derechos de las comunidades indígenas. No debería existir la conversión de bosques en cultivos de cacao…”, dijo Amy Truelson, de Mars. Supuestamente, Mars sigue esforzándose por alcanzar su meta de abastecer el 100 por ciento de su chocolate de fuentes certificadas para 2020 (actualmente está en 50 por ciento).

Debemos actuar de forma inmediata con esta situación ya que el problema se extiende. Al borrar del mapa los bosques de África occidental, la industria chocolatera está buscando otras regiones para continuar con su expansión y deforestación, como la Amazonía peruana, la Cuenca del Congo y Bosques del Paraíso del sudeste asiático. Una gran oportunidad para discutir este tema podría ser la Cumbre Climática a celebrarse el próximo mes en Bonn.

Otra solución es dejar de consumir productos de las empresas que continúan adquiriendo cacao de fuentes no sustentables, con esta medida sería un hecho de que las empresas comenzaran a adoptar otras prácticas.

Vía: Mighty Earth

Imagen: Mighty Earth

#alimentos #sostenible #deforestación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx