Piplantri, el pueblo en India que planta 111 árboles cada vez que nace una niña


¿Qué hicieron tus padres, tus vecinos o tu comunidad cuando naciste? En sí, en general no hay una costumbre marcada para los recién nacidos.

Si bien cada cultura o sociedad tiene sus propias tradiciones en torno a este evento, desde la compra de muñecas, que el bebé no toque el piso, una alcancía, entre otras, hay una población que tiene una peculiar tradición.

Al día de hoy India continúa luchando por los derechos de las mujeres en este país y Piplantri no es la excepción.

India es un país patriarcal y ‘patrilineal’, esto significa que las familias van a preferir el nacimiento de un niño antes que el de una niña; simplemente porque son quienes aportan el sustento al hogar y no tienen ningún costo adicional para las familias.

Aún al día de hoy, el hecho de traer al mundo una niña supone que el día de mañana esa familia tenga que ofrecer una dote para que logre un matrimonio adecuado. Aunque se están haciendo esfuerzos para erradicar estas tradiciones.

Piplantri, una localidad pequeña en Rajastán, India, está buscando revertir esta situación o al menos otorgarle una ventaja a las mujeres en un país machista.

Piplantri es un lugar árido y desértico, pero gracias a su comunidad ha cambiado el panorama tanto en paisaje como para las niñas recién nacidas.

Hace 6 años empezó a ponerse en práctica una iniciativa, en la cual cada vez que nace una niña,se plantan 111 árboles en su honor.

A lo largo de la vida de la pequeña, tanto ella como la familia deberán hacerse cargo de esos árboles y de las plantas que también se plantan alrededor, como el aloe vera.

La tradición de plantar árboles para acoger el nacimiento de niñas en Piplantri parece rechazar por completo las limitaciones históricas, lo que fomenta la esperanza de que las actitudes hacia las mujeres puedan cambiar.

Esta increíble costumbre fue iniciada por el ex líder de la aldea Shyam Sundar Paliwal para honrar la memoria de su hija que falleció cuando ella era joven; dicha tradición continúa a la fecha y está siendo un parteaguas en la vida de las niñas.

Cuando nace una niña, los miembros de la aldea se unen para crear una especie de "fondo" para la niña. Los padres contribuyen con un tercio de la suma de 31,000 Rupias, cerca de $10 mil pesos y el dinero se reserva como un fondo de 20 años para la niña. Esto asegura que nunca será considerada una carga financiera para sus padres.

A cambio del fondo, los padres firman una declaración que establece que la hija solo se casará después de que cumpla 18 años y haya recibido una educación adecuada. La declaración establece que los 111 árboles también deben ser atendidos.

Esta tradición fomenta un profundo aprecio por las mujeres en el pueblo, adicional a un gran sentido de responsabilidad ambiental. “...Sentí la misma felicidad al cuidar los árboles como arrullar a mi hija…”, dijo Gehrilal Balai, un padre que plantó 111 retoños el año pasado, al Hindustan Times.

Cuando la niña cumple la mayoría de edad, estos pequeños bosques, le dan una gran oportunidad a las niñas al tener un medio para sostenerse económicamente, ya que pueden comercializar productos como geles, jabones y aceites frutales con sábila.

En los 6 años que lleva este proyecto, se ha plantado 285 mil árboles. Esto acarrea diferentes consecuencias positivas: Piplantri está dejando de ser un desierto, el suelo tiene más nutrientes y empieza a ser rico para poder cultivarse. Hasta hace 6 años debía excavar casi 200 metros para encontrar agua, ahora con sólo una profundidad de 3 metros la encuentran.

Los árboles se han convertido en un símbolo para la niñas y los aldeanos ayudan a protegerlos de termitas y otras plantas, sembrando sábila. La tradición de Paliwal ha creado un futuro verdaderamente sostenible para los miembros de la comunidad.

Ahora, el nacimiento de una niña es un símbolo de prosperidad para la comunidad, un hecho que llena de alegría a la familia. Las niñas crecen con una mayor seguridad económica y se crea una zona boscosa en un sitio donde anteriormente era un páramo.

____________________

Vía: One Green Planet Imagen: Papiltri

#bosques #protección #conservación #soluciones

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx