top of page

Cumbre por un Nuevo Pacto Financiero Mundial: ¿Hacia un sistema financiero justo y sostenible?"

António Guterres, el Secretario General de la ONU, afirma que la forma en que funciona el sistema financiero mundial es un desastre. Según él, es anticuado, disfuncional e injusto. Y lo peor de todo es que no está cumpliendo su objetivo de ayudar a los países en desarrollo.


Es por eso que esta semana se está llevando a cabo en París, Francia, la Cumbre por un Nuevo Pacto Financiero Mundial. En esta reunión, más de 50 jefes de estado, responsables de finanzas y activistas están tratando de encontrar soluciones urgentes para proteger la biodiversidad, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir la pobreza.


Estos son algunos de los temas clave que se están discutiendo en la reunión que tuvo lugar el 22 y 23 de junio:


Están revisando todo el sistema financiero global que se creó después de la Segunda Guerra Mundial, conocido como los Acuerdos de Bretton Woods. Pero ahora se necesita una actualización para hacer frente a los desafíos del siglo XXI, como el cambio climático.


Los países en desarrollo tienen dificultades para obtener financiamiento del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Es especialmente difícil para ellos porque tienen que lidiar con desastres naturales como inundaciones, olas de calor y sequías, además de la pobreza.


También se critica que los países más grandes, como China, Estados Unidos y Europa, son los responsables de la mayoría de los problemas relacionados con el cambio climático. Pero son los países más pequeños los que tienen que enfrentar las consecuencias por sí solos.


Existe desconfianza entre los países, ya que algunos países en desarrollo acusan a los más desarrollados de no tener suficientes recursos para combatir el cambio climático y la pobreza, pero sí apoyan a Ucrania y a los bancos estadounidenses.


El objetivo de esta cumbre es establecer una hoja de ruta para los próximos 18 o 24 meses, de cara a futuras negociaciones internacionales. Algunas ideas que se están considerando son ampliar la capacidad de préstamo del FMI y los bancos regionales de desarrollo, así como aliviar la deuda de los países más vulnerables.


Los países en desarrollo, como Barbados, argumentan que las altas tasas de interés les dificultan financiar proyectos para adaptarse al cambio climático, como la construcción de diques o la infraestructura de energía solar. También tienen problemas para pagar sus préstamos existentes después de desastres agravados por el cambio climático.


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, elogió la idea de asignar más fondos a los países de bajos ingresos a través de derechos especiales de giro del FMI. También está impulsando la idea de gravar las emisiones de carbono del comercio marítimo, lo que podría generar 20 mil millones de dólares al año.


Estados Unidos, representado por la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirmó que presionará para que los acreedores de los países en desarrollo participen en negociaciones para reestructurar las deudas.


El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sostiene que los países desarrollados tienen una deuda histórica con los países en desarrollo y que ahora deben brindar ayuda financiera a África y América Latina, que necesitan inversiones y estímulos.


Otros líderes, como el presidente de Colombia, Gustavo Petro, están pidiendo un "Plan Marshall" para combatir la crisis climática. Esto implicaría invertir fondos obtenidos a través de impuestos sobre transacciones financieras y cambiar la deuda por acciones climáticas. La propuesta es reducir, no cancelar, la deuda pública.


El presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, anunció que ofrecerá períodos de gracia en los pagos de la deuda para que los países puedan centrarse en resolver sus crisis sin preocuparse por las facturas. Además, el Banco Mundial ofrecerá avales para proyectos de desarrollo y flexibilidad para redirigir fondos a respuestas de emergencia. También proporcionará nuevos tipos de seguros para proyectos de desarrollo y ayudará a los gobiernos a establecer sistemas de alerta temprana.


Según un borrador de la declaración de la cumbre, se respaldará una iniciativa para que los bancos multilaterales de desarrollo destinen más capital de riesgo a préstamos.


Activistas como Greta Thunberg, Vanessa Nakate y Helena Gualinga están presentes en París y están tomando diversas acciones. Además, por la noche se llevará a cabo un concierto llamado "Power our Planet" con artistas como Billie Eilish, Lenny Kravitz y Jon Batiste, al pie de la Torre Eiffel. Se espera que Lula y Thunberg den mensajes importantes durante el concierto.


Aunque algunos activistas han pedido que los países desarrollados cancelen las deudas de los países en desarrollo, los prestamistas multilaterales no han mencionado la condonación de deudas. China, el mayor acreedor bilateral del mundo, ha presionado para que instituciones como el Banco Mundial y el FMI asuman parte de las pérdidas.


Qué nos deja la cumbre

La Cumbre por un Nuevo Pacto Financiero Mundial en París ha puesto de manifiesto la urgente necesidad de transformar la arquitectura financiera global para abordar los desafíos del siglo XXI.


Durante la reunión, se discutieron propuestas para ampliar el acceso al financiamiento, aliviar la deuda de los países más vulnerables y movilizar recursos adicionales para proteger la biodiversidad y mitigar el cambio climático.


Aunque persisten diferencias y desconfianza entre los países, se reconoce la deuda histórica de los países desarrollados y se busca un mayor apoyo financiero y estímulo económico para las naciones en desarrollo.


Comments


bottom of page