Image by Manuel Barroso Parejo

Todo está conectado: el polvo de África acelera el deshielo en la cordillera del Himalaya


En nuestro planeta, todo está conectado, sobre todo en cuanto al clima se refiere. Tal y como dice el proverbio chino: “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”.


En este caso, el polvo del continente africano y del continente asiático está provocando un calentamiento y acelerando el deshielo de la nieve en la cordillera del Himalaya -a miles de kilómetros-, donde se acumulan una de las masas de hielo más importantes de la Tierra.


Esto tiene una mayor interpretación con la teoría del caos de Edward Lorenz que decía que si en un sistema se produce una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a corto o medio plazo.


Una ventisca de polvo en África puede acarrear miles de partículas que viajarán miles de kilómetros para terminar depositándose en las altas cordilleras del Himalaya donde comenzará a derretirse el hielo, acelerando el cambio climático; todo está conectado


Esta evidencia científica que hoy publica un equipo de investigadores es preocupante, ya que cerca de 700 millones de personas del sudeste asiático dependen de forma directa del deshielo de la nieve y el hielo acumulado en el Himalaya para cubrir sus necesidades de agua dulce en verano y en otoño.


Investigadores del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico de Estados Unidos y del Instituto Indio de Tecnología de Madrás (India) han publicado hoy en Nature Climate Change las conclusiones de una investigación que ha demostrado que la acumulación de grandes cantidades de polvo sobre el Himalaya absorben la luz solar y provoca un calentamiento de la nieve y el hielo


El estudio financiado por la NASA analizó imágenes satelitales muy detalladas del Himalaya para hacer cálculos sobre la elevación de las montañas, la presencia de polvo o la contaminación de la nieve.


Efecto albedo, ¿qué es?


Los investigadores han analizado el “efecto albedo” -la cantidad de radiación solar reflejada por la Tierra respecto a la radiación solar incidente- y han corroborado que la nieve sucia a causa del polvo que se deposita en ella absorbe más luz, por lo que se calienta y derrite más rápido.


Ese efecto es especialmente importante en alturas que están por encima de los 4,500 metros-, según los investigadores, que han alertado de que esa nieve es crucial para el sustento de millones de personas que dependen del deshielo para beber agua.


En este caso la nieve más oscura “y sucia” se derrite más rápido que la nieve pura, lo que cambia el momento y la cantidad de nieve derretida y afecta muy negativamente a la agricultura y a otros aspectos de la vida de millones de personas.


Fusión de la nieve con el polvo


Los investigadores descubrieron que el polvo juega un papel mucho más importante en la fusión de la nieve que el hollín y otras formas de contaminación, conocidas como “carbono negro, en alturas superiores a los 4,500 metros.


El polvo llega al Himalaya occidental desde el oeste: desde el desierto de Thar en el noroeste de la India, desde Arabia Saudí e incluso desde el Sahara en África.


Aunque el polvo del desierto es natural, los científicos han observado que su presencia en el Himalaya tiene también una influencia humana, ya que el aumento de las temperaturas ha cambiado la circulación atmosférica y ha afectado a los vientos que pueden transportar el polvo a miles de kilómetros.


El estudio ha sido coordinado por los investigadores Yun Qian (del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico del Departamento de Energía de Estados Unidos) y Chandan Sarangi (del Instituto Indio de Tecnología de Madrás)


En sus conclusiones, publicadas en Nature Climate Change, los científicos han apuntado la probabilidad de que estos efectos que han comprobado en el Himalaya se estén también produciendo en otras grandes cadenas montañosas, como las Montañas Rocosas, las sierras y cascadas en América del Norte y varias cadenas montañosas en Asia, como el Cáucaso y los Urales.


///

Vía: EFEVerde

Imagen: Dreamstime


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx