Image by Manuel Barroso Parejo

Unilever en camino para hacer sus empaques biodegradables para sus 2 mil millones de clientes


Cuando eres una de las empresas que tiene presencia global y tus productos son usados por miles de millones de personas, tienes una responsabilidad -por no decir obligación- para que estos sean amigables con el medio ambiente.


Unilever es una de las empresas con mayor presencia en el mundo, posee un portofolio de productos que rebasa los 70 mil y que son usados por más de 2 mil millones de personas.


Para disminuir el impacto ambiental que esto significa, Unilever está en camino de hacer que todos los empaques de sus productos sean biodegradables para el 2030; así como revelar la cantidad de carbono utilizada para producirlos como parte de nuevos compromisos para enfrentar la crisis climática.


El fabricante de jabón Dove, la mayonesa de Hellmann y el helado Ben & Jerry's, reveló este lunes sus planes para lograr emisiones netas de sus productos para 2039.


La compañía dijo que invertirá 1. mil millones de dólares en un "fondo para el clima y la naturaleza", el cual abordará temas como la reforestación, la protección de la vida silvestre y la preservación del agua.


"...Si bien el mundo está lidiando con los efectos devastadores de la pandemia de Covid-19 y lidiando con serios problemas de desigualdad, no podemos dejar de olvidar que la crisis climática sigue siendo una amenaza para todos nosotros...", dijo Alan Jope, CEO de Unilever, en un comunicado.


Para proteger los recursos hídricos, su objetivo es hacer que las formulaciones de sus productos sean biodegradables trabajando con socios para producir alternativas descomponibles donde aún no existen.


Según el Banco Mundial, más de 2.1 mil millones de personas consumen agua potable no segura y el 40% de la población mundial se ve afectada por la escasez de agua.


Unilever (UL) ha sido reconocido por la organización sin fines de lucro CDP, que ejecuta un sistema global de divulgación de carbono, como líder corporativo en transparencia y desempeño ambiental.


El gigante de bienes de consumo estableció su primer objetivo climático en 2010, cuando se comprometió a reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero de sus productos para 2030.


Unilever es una de las empresas que se toma en serio la responsabilidad social, por lo que ahora apunta a eliminar o compensar por completo las emisiones de todos sus productos para 2039, desde el abastecimiento de materiales hasta el punto de venta.


Los proveedores deberán revelar la intensidad de carbono de los bienes y servicios que brindan, para que Unilever pueda publicar cuánto carbono se ha emitido en el proceso de fabricación y de llevar sus productos a los compradores. Aún no se sabe si la información se colocará en las etiquetas de los productos o se publicará en línea.


Unilever, que tiene alrededor de 60,000 proveedores en todo el mundo, dijo que dará prioridad a aquellos que han establecido sus propios objetivos de emisiones.


Por otro lado, Unilever afirma que alcanzará una cadena de suministro "libre de deforestación" para 2023, utilizando monitoreo satelital, seguimiento de geolocalización y blockchain para comprender exactamente dónde y cómo se obtienen sus productos.


La compañía también dijo que trabajará con los pequeños agricultores para restaurar la salud del suelo, conservar el agua y garantizar los derechos legales sobre la tierra y el acceso a la financiación. Implementará programas de administración del agua para comunidades locales en 100 ubicaciones para 2030.


"En la mayoría de las partes del mundo, la inclusión económica y social de los agricultores y pequeños productores en la producción agrícola sostenible es el motor de cambio más importante para detener la deforestación", dijo el director de la cadena de suministro de Unilever, Marc Engel. .



Muchas compañías de igual tamaño e incluso más grandes se han comprometido a alinear sus operaciones con los objetivos del acuerdo climático de París de 2015; pero pocos han ido tan lejos como Unilever.


“...No nos centraremos simplemente en la "compensación", sino que impulsaremos una reducción absoluta de las emisiones de gases de efecto invernadero...”, apuntó Engel.


La compensación de carbono se refiere a la práctica de equilibrar las emisiones financiando ahorros equivalentes de dióxido de carbono en otros lugares, como la plantación de árboles o proyectos de desarrollo sostenible.


Pero esta práctica no es sostenible, si bien es un avance, todavía quedan dudas sobre la eficacia de la compensación en la lucha contra el cambio climático.


///

Vía: CNN

Imagen: Unilver

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx