Image by Manuel Barroso Parejo

¿Qué nos dejó el 2016 en el sector medioambiental?


Se terminó el año y comienza el recuento de lo que se hizo y lo que dejamos de hacer, propósitos alcanzados u olvidados, metas logradas y aprendizajes de vida, experiencias y momentos que llenarán nuestras vidas; en fin un inventario de nuestro año.

Para nosotros ha sido una gran aventura ya que comenzamos con este proyecto que cada día cobra mayor fuerza. No nos imaginábamos el alcance que tendríamos y que conoceríamos a personas tan interesantes, entrevistas, visitas, cientos de artículos escritos, estudios, reflexiones, decepciones y sorpresas... en fin para nosotros sólo nos quedan palabras de agradecimiento y una gran misión por delante para ser el sitio de información ambiental más importante de México y el mundo... gracias a todos por su apoyo.

Haciendo un balance del 2016, queremos exponer las historias que más nos asombraron, para bien o para mal, pero es lo que nos deja este año y por lo que debemos seguir luchando que es un mejor mundo para estas y las futuras generaciones.

Trump y Brexit. Para sorpresa de muchos Hillary Clinton perdió las elecciones presidenciales abriéndole las puertas de la Casa Blanca al candidato republicano Donald Trump. Lamentablemente el Sr. Trump no comparte nuestro entusiasmo por el medio ambiente, más bien es la antitesis de Planeta-2. Lo rescatable de los próximos cuatro años es que los esfuerzos locales de sociedades, comunidades, municipios y estados se verán reflejados para empujar la agenda gubernamental y mundial hacia temas sustentables y medioambientales. Sí, ganó la ignorancia, pero está en cada uno de nosotros continuar con nuestra labor, es cuando más nos necesita el planeta. Igualmente para el continente europeo será un desafío con los cambios que se avecinan en materia medioambiental, si bien se habían logrado grandes avances, con el brexit en camino puede existir un retroceso fuerte.

Fuera de peligro, en peligro y extintos. Este año, el panda, la ballena jorobada, el lobo gris, el ganso canadiense y otros ejemplares salieron de la lista de especies en peligro de extinción. Este es un avance para estas especies ya que en años previos se veían amenazados tanto por las actividades humanas como por la pérdida de hábitat; es un momento para celebrar.

En la misma línea, un mayor número de especies entraron a la peligrosa categoría de “animales en peligro de extinción”; tigres, elefantes, rinocerontes, gorilas, vaquitas marinas, osos polares, tortugas, leopardos y un mayor grupo de animales entraron a una lista de la cual es difícil salir, está en cada uno de nosotros el apoyar las iniciativas para que podamos salvaguardar estas especies y detener el exterminio que han sufrido durante décadas.

En el último sector están las especies que ya no están con nosotros y dieron su último aliento este 2016, animales que ya nunca más veremos a causa de nosotros. La rata canguro de tasmania, Melomys rubicola, Ridley Stick, cougars, lagartijas, entre otros, ya no caminan con nosotros en el mundo.

Energías renovables. El 2016 fue el año en el que las energías renovables tomaron un mayor impulso, energía solar, eólica y de movimiento están apareciendo en todo el mundo. Muchos países como Noruega ya presumen un abasto de energía eléctrica a base de energías limpias y lo mejor es que el costo de éstas ha disminuido significativamente de enero a hoy. Cada vez son más frecuentes las aperturas de gigantescas plantas solares y cada vez son más las empresas y hogares que optan por esta opción. Lo bueno es que estamos viviendo una revolución energética en donde por fin estamos dejando atrás los combustibles fósiles y estamos migrando a energías limpias. Incluso las multinacionales que se han enriquecido a base de los combustibles fósiles como el petróleo o gas, están invirtiendo en energías verdes. Gracias a personas como Elon Musk, tenemos más empresas enfocadas en entregar productos al alcance del consumidor promedio, muy pronto estaremos viviendo en una era de energías verdes dejando el combustible fósil donde debe estar, bajo tierra. Lo que necesitamos es que los gobiernos mundiales se comprometan a entregar a sus ciudades opciones alternativas a las fósiles, adiós gas natural, adiós a la gasolina.

Autos sustentables. Gracias a los avances tecnológicos cada vez es más frecuente ver autos eléctricos o híbridos en las calles. Igual y en México no tenemos el parque vehícular de autos verdes, tenemos una mayor penetración de mercado de este tipo de autos. Se deben otorgar subsidios a las empresas automotrices para impulsar estos autos y dejar al alcance de las personas una opción más verde. Si bien todavía estamos lejos de abandonar los autos de gasolina, tenemos alternativas a estos, que si son más costosos pero con el paso del tiempo estos irán disminuyendo hasta estar al alcance de la gran mayoría que utiliza un auto.

Plástico. Lamentablemente en este rubro no hay mejoras, de hecho aumentó el consumo y producción de los polímeros y por ende se ha generado una mayor cantidad de desperdicios de los cuales sólo un 10% se reciclará. En el 2016 se rebasaron las 350 millones de toneladas de producción de plástico en el mundo, de las cuales 10 millones terminarán en el océano. Debemos tomar acciones inmediatas, evitar empaques, evitar los popotes, evitar las botellas de plástico; hay diversas soluciones a todo esto, sólo se necesita voluntad y disciplina. Por nuestra parte comenzaremos una campaña para disminuir el consumo de plástico en nuestro país el siguiente año.

Deforestación. A nivel global estamos viviendo una extinción masiva de nuestros bosques selvas, desde la selva amazónica, la quema de largas extensiones en Borneo para plantaciones de palma, aumento de las porciones de tierra para ganadería y agricultura, hasta los incendios provocados por el humano o por accidentes, lo cierto es que nuestros bosques están desapareciendo a una tasa muy rápida y si no hacemos algo al respecto estaremos en grandes problemas ya que son los pulmones de la tierra, los responsables de brindarnos oxígeno.

Océanos. Los arrecifes de coral están muriendo en el mundo entero, principalmente en la gran barrera de coral. Las principales amenazas localizadas para los ecosistemas coralinos son la extracción de coral, el agua que fluye desde los campos agrícolas y zonas urbanas, contaminación, sobrepesca, pesca con explosivos, la enfermedad y la excavación de canales de acceso a islas y bahías. Las amenazas más amplias incluyen el aumento de la temperatura del mar, la subida del nivel del mar, y el cambio del pH debido a la acidificación de los océanos, todos asociados con las emisiones de gases de efecto invernadero.

Al final del año vemos que nos queda mucho por hacer para este 2017. Todos los problemas antes mencionados están relacionados, no son eventos aislados y cada uno está intrínsecamente ligado a los otros. Los océanos, los bosques, el calentamiento global, la deforestación y muchos otros problemas se deben a la actividad humana. Debemos ser más conscientes y minimizar nuestro impacto en el mundo, sólo con el esfuerzo individual lograremos realizar cambios mundiales.


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx