top of page

Ya empezó a llover… 40% menos que en el 2023 y 67% menos que el promedio histórico

A pesar de las lluvias registradas en la Ciudad de México durante la última semana, los datos revelan una situación preocupante. El volumen de precipitación ha disminuido considerablemente en comparación con años anteriores, según informes recientes.


En el período comprendido entre enero y el 22 de abril de 2023, la ciudad había experimentado un total de 33 milímetros de lluvia. Sin embargo, este año, la cifra se ha reducido a 19 milímetros, lo que representa una disminución del 42.5%.


Además, esta cifra es un 40% menor que la registrada en 2023 y un 67% menos que el promedio histórico para el mismo período, que es de 58 milímetros.


Impacto en el Sistema Cutzamala y las presas


La falta de lluvias también ha afectado negativamente el sistema de presas del Sistema Cutzamala, una fuente crucial de suministro de agua para la región. Según Citlalli Peraza, directora del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM), la precipitación promedio mensual en el Sistema Cutzamala apenas alcanzó los 0.1 milímetros, lo que resultó en una acumulación mensual de la misma cantidad.


En lo que va del año, la acumulación de lluvia ha sido de solo 9.2 milímetros, en comparación con el promedio histórico de 10.6 milímetros para el mismo período, lo que indica una persistente condición de sequía en la región.


El descenso en el volumen de lluvias se refleja directamente en el almacenamiento de las presas del sistema. La semana pasada, el nivel de almacenamiento había disminuido al 32.4%, en comparación con el 33% registrado la semana anterior.


En total, las tres presas que conforman el Sistema Cutzamala actualmente albergan 253 millones de metros cúbicos, en contraste con los 258 millones de metros cúbicos de la semana anterior.


Impacto en el Suministro de Agua


La disminución en el suministro de agua del Sistema Cutzamala también ha tenido repercusiones en el suministro a la Ciudad de México. El caudal entregado por el Cutzamala ha disminuido de 14 mil 800 litros por segundo en junio de 2022 a 8 mil 446 litros por segundo la semana pasada.


De este caudal, 5 mil 439 litros por segundo se destinaron al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y 3 mil litros por segundo a la Comisión de Aguas de la Ciudad de México (CAEM).


Aunque la tendencia a la baja en el nivel de la presa Valle de Bravo se ha detenido temporalmente, la situación sigue siendo preocupante. Actualmente, la presa está al 27% de su capacidad, por debajo de su promedio histórico del 77%.


Por otro lado, Villa Victoria reporta un almacenamiento del 26.7%, también por debajo de su promedio histórico del 59.9%.


Esta disminución en las lluvias y el almacenamiento de agua en las presas del Sistema Cutzamala plantea desafíos significativos para el suministro de agua en la Ciudad de México y sus alrededores. Es crucial que se tomen medidas para abordar esta situación y garantizar un suministro adecuado de agua para la población.


¿Qué pensamos en #PlanetaB?


La escasez de lluvias y la reducción en el suministro de agua plantean desafíos significativos para el abastecimiento de agua potable a la población. La dependencia excesiva de las presas y otros recursos hídricos tradicionales pone en riesgo la seguridad hídrica de la región, especialmente en tiempos de sequía prolongada y cambio climático.


La captación de agua de lluvia y otras fuentes alternativas de suministro pueden ofrecer soluciones sostenibles y resilientes a este desafío. Implementar sistemas de captación de agua en edificios, infraestructuras y áreas urbanas permitiría aprovechar de manera más efectiva los recursos hídricos disponibles, reducir la dependencia de fuentes externas y mejorar la resiliencia ante condiciones climáticas adversas.

Además, la promoción de prácticas de conservación del agua y el fomento de la conciencia sobre su uso eficiente son pasos fundamentales hacia la gestión sostenible de los recursos hídricos.


Komentarze


bottom of page