Image by Manuel Barroso Parejo

Robin Food, la iniciativa que recupera comida desperdiciada


En promedio, el 35% de los alimentos que se sirven en una boda se van a la basura. Robin Food, busca revertir esta tendencia y recuperar la comida que típicamente que desperdicia en un evento.

El hambre sigue siendo uno de los desafíos más urgentes del desarrollo, pero el mundo produce alimentos más que suficientes. Según la FAO hasta un tercio de todos los alimentos se estropea o se desperdicia antes de ser consumido por las personas.

"...Es un exceso en una época en la que casi mil millones de personas pasan hambre, y representa una pérdida de mano de obra, agua, energía, tierra y otros insumos utilizados en la producción de esos alimentos...", de acuerdo con la FAO.

Casi todos hemos asistido a una boda y hemos disfrutado del banquete que se sirve. Existen todo tipo de banquetes desde los muy lujosos hasta los más sencillos, desde pizzas hamburguesas y quesadillas, hasta platillos muy elaborados; lo cierto es que sin duda alguna sea cual sea el presupuesto, se termina desperdiciando más de un tercio de la comida servida.

Es así como nace Robin Food, una iniciativa que busca salvar la comida que generalmente se tira a la basura para dársela a los más necesitados. Fátima Purón del Río, fundadora de Robin Food, afirma que el objetivo es contribuir a disminuir el hambre en México y concientizar a la sociedad sobre la responsabilidad que cada persona tiene en cuanto al desperdicio de comida y el impacto que tiene en el medio ambiente.

Su cruzada inició cuando se dio cuenta que los invitados declinaban la comida o dejaban intactos los platos. La mayoría de estos eventos no tiene un proceso para este desperdicio y terminan tirando la comida. Es aquí donde Fátima ideó un proceso en el que se pudiera recuperar la comida y dársela a personas que pasan hambre.

EL PROCESO: si quieres que tu boda, adicional a brindar un banquete a tus invitados pueda ser sustentable y ayudar a quienes más lo necesitan sólo debes ponerte en contacto o enviar un correo a robinfoodmx@gmail.com especificando lugar fecha y hora

  • Programación: se programa en nuestro calendario: puedes checarlo en nuestra sección de eventos de la página

  • Recolección: el día del evento vamos por la comida. Llegamos una vez que se haya terminado de serviri y se recojan los platos. Ahí comenzamos a: filtrar, separar y almacenar en recipientes

  • Separación: La comida se separa dependiendo de su estado. Toda la comida está en buen estado, pero es posible que haya sido mezclada, partida o triturada. Dependiendo de su estado se separa para consumo humano o animal, aunque claro lo idea es juntar la mayor cantidad posible para el consumo humano

  • Entrega: Una vez separada, la comida llega s su destino. En base a la cantidad de comida que haya sido recuperada se lleva a aquellos lugres con mayor o menor cantidad de personas, con los que ya tengamos pactada una amistad. La comida ‘maltratada’ se lleva a los albergues de perros de nuestra lista de apoyos.

PROCESO DE SEPARACIÓN. Para seleccionar la comida se sigue un proceso detallado dependiendo del estado de los alimentos. En primer lugar se decide si el estado en el que se encuentra es apta para consumo humano o animal. Una vez que la comida está en los recipientes, se llena un formato con información importante del platillo como: ingredientes utilizados, fecha de elaboración y de caducidad, métodos de conservación (si se puede/debe refrigerarse, congelarse). Este formato se completa con la ayuda del chef o cocinero encargado del evento.

Muchos pensarían que la comida que se deja ya no sirve pero en realidad todo se puede utilizar, “…Hay platillos que quedan intactos; otros en los que se probó la comida, pero quedó casi en perfectas condiciones; y otros en los que solo quedaron las sobras. La comida pasa por nuestro control de calidad: aquella que haya quedado en buenas condiciones, va destinada a los centros que ayudan a personas, y aquella comida un poco más "maltratada", ¡también sirve! al final es comida... pero esa será destinada a albergues de perros…”, afirma Fátima.

La comida que se sirve en un evento generalmente está en excelentes condiciones pero al momento de recuperarla es posible que haya sido cortada, triturada, machacada o muchas veces se aderezó o se le puso salsa. “…Nosotros cuidamos que la comida que se rescate para el consumo humano mantenga la dignidad de quienes van a comerla...”, dice Fátima.

Por el momento Robin Food está establecida en la Ciudad de México por lo que temporalmente sólo pueden cubrir eventos que se celebren en dicha ciudad. Aunque su objetivo es crecer y llegar a diferentes puntos del país y del mundo. De hecho han recibido correos y llamadas de personas, fundaciones y cadenas de restaurantes que quieren sumarse al proyecto.

Vía: https://robinfoodmx.wixsite.com/robinfoodmx

imagen:; SWNS.com

#sostenible #alimentos

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx