Hoteles, bares y restaurantes en Playa del Carmen se unen para reciclar colillas y crear macetas


Las colillas de cigarro son uno de los residuos que más se tiran a en las calles, mares o playas, un tema que pasa desapercibido pero que realmente está afectando nuestro entorno ya que cada colilla de cigarro contamina 50 litros de agua.

Playa del Carmen no es inmune a esta realidad, de hecho por ser un destino turístico tan emblemático, frecuentemente se ve perjudicado por la inconsciencia del fumador, tanto turista como del local.

Con el marco de la celebración del Día Mundial sin Tabaco, Verde halago, una organización que busca detener este problema en Quintana Roo y México, hace un llamado para que más empresas y voluntarios se sumen a su campaña.

En el 2017, se llevó a cabo la primera fase del proyecto donde lograron reunir a 34 hoteles, restaurantes y bares de Playa del Carmen al ‘Colillatón’. En total se entregaron 125 kilos de colillas, esto representa 210 mil colillas de cigarro.

“...Uno de los principales objetivos es evitar que lleguen a revolverse con la basura común o que continuén contaminando las playas, calles agua de mar o manto freático…”, señaló Eduardo Valencia, embajador de la iniciativa Verde Halago en Quintana Roo.

Posterior a la recolección de colillas, éstas son recicladas y transformadas en macetas 100% biodegradables mediante una innovadora técnica artesanal de reciclaje.

Valencia explica que primero realizan un proceso artesanal de desintoxicación del material de más de 400 químicos, para continuar con una mezcla con papel reciclado, aserrín, fécula de maíz; después utilizando presión se compacta el material para su secado y modelado.

De esta forma se logran crear las macetas las cuales tienen un tiempo de vida de casi dos años. Una vez que comienzan a deformarse pueden ser utilizadas como abono para plantas, por lo que no se genera ningún residuo, todo es biodegradable.

“...Aceleramos el proceso de degradación de las colillas, que es estimado de 10 años. Damos un tratamiento óptimo al residuo tóxico combinándolo con otros materiales orgánicos. Además se proyecta que la optimización de las colillas puede derivar en otro tipo de productos biodegradables como hojas de papel, ceniceros o pantallas de lámparas…”, dijo Valencia.

Además de crear estas macetas con este residuo y aserrín, se promueve la limpieza de playas para generar consciencia en sus participantes y en la gente que los ve recolectando este desperdicio en las calles.

Al día de hoy han logrado juntar y reciclar más de 600,000 colillas de cigarro, evitando contaminar más de 20 millones de litros de agua potable, adicional a proteger a la fauna local que puede confundirlas con comida e ingerirlas.

Es una propuesta altamente sustentable que ataca dos lados, uno darle una nueva vida a un desperdicio que de otra forma estaría contaminando nuestro entorno y por otro lado generar conciencia para que las personas conozcan el daño que hacen al ecosistema.

Si quieres participar, se tiene programados dos ‘Colillatón’, uno el 2 septiembre en el Playa del Carmen en el Parque La Ceiba a las 10:30am, el segundo en la Ciudad de México en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco a las 11am.

En caso de que busques que tu empresa se sume a la iniciativa, envía un correo a nmartinez@verdehalago.org o comunícate al +52 1 55 22850806. ____________________

Vía: Verde Halago Imagen: Verde Halago

#biodegradable #sostenible #reciclaje #contaminación #océano

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx