Por recorte presupuestal, Semarnat busca crear 1 millón de hectáreas para conservación


En esta nueva administración hemos visto de todo, para bien y para mal, como en cualquiera otra; pero uno de los temas más preocupantes es la falta de conservación de áreas naturales que viene dándose por décadas, así como la disminución de áreas. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales prevé -esperemos que no sólo sean palabras al aire- decretar 1 millón de hectáreas como ‘Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación’ (ADVC) durante este sexenio. "…En este sexenio vamos a decretar un millón de hectáreas de ADVCs. Es un gran reto, es muy ambicioso, como ambiciosa es la Semarnat y la Conanp. Lo vamos a lograr y aquí los necesitamos a todos ustedes para que cada quien aporte una, dos, tres, cuatro o cinco ADVCs…", expresó la titular de la dependencia, Josefa González Blanco.

¿Cuál es la diferencia entre un Área natural Protegida y una ADVC? Principalmente las ADVC son reservas o áreas naturales privadas cuyos propietarios se comprometen voluntariamente a conservar sus territorios de manera sustentable para preservar los servicios ambientales.

¿Recuerda a los campesinos de Sonora que se manifestaron en las oficinas de la Semarnat para que les permitieran continuar con actividades mineras en un área natural protegida?, pues precisamente las ADVC buscan que estas prácticas no se lleven a cabo ya que es lo opuesto a conservación. En este esquema, la sociedad se involucra y participa en la conservación de bosques, selvas, manglares, desiertos y vida silvestre.

¿Qué se necesita para alcanzar una certificación como ADVC?, los comunidades, ejidos o propietarios de la reserva, deben comprobar que utilizan sus predios bajo un manejo sustentable, en el cual predomina el interés de preservar los ecosistemas dejando de lado la obtención de beneficios económicos. Beatriz Manrique Guevara, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente en la Cámara de Diputados, dijo que la legislación no es un obstáculo para incrementar las ADVC sino más bien consideró que se minimizaron en Administraciones pasadas. "…El obstáculo no está en la ley, el obstáculo ha estado siempre en que el programa chiquito y hoy hacemos un acuerdo para impulsar decididamente este programa porque si el territorio se conserva, va ser con la gente que ahí vive y que tiene interés en conservarlo para sí mismos pero el beneficio lo vamos a recibir todos…", señaló. La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente en la Cámara de Diputados enfatizó que los esfuerzos por ampliar las ADVC deben estar acompañados de un reflexión sobre el presupuesto que se asigna al sector ambiental, ya que este 2019 fue insuficiente.

"…Todos los sectores ambientales perdieron en este presupuesto, vamos a demostrar que hay mucha voluntad, que se está trabajando con la sociedad y que se están trabajando alternativas pero que el presupuesto es insuficiente. El recorte fue de más de 32 por ciento sumando Ramo 16 y Anexo 16…", expresó Beatriz Manrique.

Debido a que el ‘flamante’ presidente de México, Andrés Manuel Lópe Obrador, decidió recortar presupuestos en las dependencias ambientales, ahora se está buscando que otros hagan la labor que el gobierno debería impulsar; no es que estemos en contra de las ADVC, sino que lo pintan como si fuera la gran meta, cuando en realidad el presidente tuvo la oportunidad de asignar más recursos a dependencias que protegen el medio ambiente, pero falló.

El Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Andrew Rhodes , dijo que el mecanismo de las ADVC está vigente en 332 sitios, los cuales en conjunto representan casi 500 mil hectáreas en 24 estados del país e involucran a más de 84 mil personas.

"…Las Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación resultan un excelente instrumento para fortalecer los procesos de gobernanza en el territorio, proteger ecosistemas y especies y para el aprovechamiento sustentable. En 10 años han sido un procedimiento valioso para mantener los procesos de conservación en México…", expresó.

Igualmente, no se deben dejar de lado o abandonar las ADVC existentes, de hecho necesitan el apoyo del gobierno para que continúen funcionando de esta manera, de otra forma, los propietarios de las ADVC podrían dejar de mantener estas áreas y terminar por abrirlas a la explotación, como el caso de Sonora. __ Vía: Reforma Imagen: Conanp

#conservación #protección #sostenible #defensores #biodiversidad

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx