Image by Manuel Barroso Parejo

Diputados buscan reformar para bajar emisiones al generar electricidad. ¿Renovables a la vista?


¿Será que tenemos en la bancada de diputados algunos que se estén ocupando en el tema de la transición energética?, ¿será que esto sea posible?


Diputados buscan una reforma a la Ley de Transición Energética para fomentar un mayor uso de centrales de energía limpia y con bajas emisiones de carbono, lo que permitiría sustituir las centrales contaminantes que operan actualmente.


Esto se antepone a los intereses del presidente López Obrador y la titular de la Secretaría de Energía Rocío Nahle, quienes quieren usar más combustóleo para operar centrales de energía ineficientes y obsoletas.


Veamos si esta iniciativa tiene pies y comienza a caminar antes de que el partido de Morena la frena de tajo.


A qué va todo esto


A través de una iniciativa presentada el pasado 23 de septiembre por la diputada Julieta Macías, de la bancada de Movimiento Ciudadano, y suscrita por otros legisladores, se busca reformar dicha ley para aprovechar los recursos naturales y disminuir emisiones contaminantes en la generación eléctrica.


La Ley vigente establece que el incremento gradual de las energías limpias en la industria eléctrica busca cumplir las metas de reducción de emisiones tal y como se comprometió México a hacerlo en el Acuerdo de París, sin embargo no se establecen condicionantes para cumplirlos o para que no existan acciones retroactivas.


Uno de los cambios propuestos en la iniciativa establece que el incremento de energía eléctrica limpia sea gradual e irreversible, así como la reducción de combustibles fósiles altamente contaminantes (como el combustóleo y el diesel).


Esta propuesta responde a los cambios regulatorios implementados por el Gobierno federal, como la Política de Confiabilidad de la Secretaría de Energía, en la que se ha buscado limitar la participación de energías renovables para dar prioridad a los combustibles fósiles.


"...Con el Acuerdo, se pusieron en riesgo 44 proyectos privados listos y en construcción para la generación de energía eólica y solar en 18 estados del País: 26 plantas solares fotovoltaicas y eólicas por 3 mil 031 megawatts…”.

Este movimiento de la Sener ha sido descalificado ampliamente, de hecho ha tenido un sin fin de suspensiones, uno último dado hace unos días como una suspensión definitiva.


"...Dicho acuerdo violenta disposiciones legales, constitucionales y convencionales, causando desconfianza en los mercados y envía un nocivo mensaje de falta de certidumbre y respeto por el Estado de Derecho por parte del Gobierno de la República, cuyas decisiones comprometen también al medio ambiente...", expone la iniciativa.

Otro de los cambios es que las estrategias de transición energética deben establecer metas acordes a los compromisos internacionales, con la finalidad de que el consumo eléctrico se pueda satisfacer con un portafolio de energías limpias, y sea Sener quien garantice su cumplimiento.


La diputada Julieta Macías, comentó que la reforma pretende que el actual Gobierno vea la necesidad de eliminar la huella de carbono y detener así las afectaciones al medio ambiente ocasionadas por fuentes altamente contaminante.


Lo que se busca con la Ley de Transición Energética es incentivar el uso de energías limpias y disminuir combustibles fósiles. Esto es realmente lo que necesita México y el mundo y más ahora que nos comprometidos a disminuir nuestras emisiones y contaminación.

¿Qué dice el Artículo 7?


“...Los generadores que producen electricidad con energías fósiles estarán obligados a sustituir gradualmente y en forma programada sus instalaciones de generación que excedan los límites establecidos por las normas emitidas por SEMARNAT, por instalaciones de generación que cumplan con la normatividad de emisiones contaminantes...”.

Esto es: dejar atrás el carbón, combustóleo y diesel y migrar a otras alternativas limpias como energía solar y eólica.


Los generadores que producen electricidad con energías fósiles estarán obligados a sustituir gradual, irreversible y programadamente sus instalaciones de generación que emplean energías fósiles, por instalaciones de generación con Energías Limpias, considerando su huella de carbono medida a lo largo de todo el ciclo de vida y aquellos criterios de sostenibilidad que consideren el impacto ambiental y garanticen la transición hacia una electricidad descarbonizada.


¿Será?


////

Vía: Iniciativa Transición Energética

Imagen




PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx