Image by Manuel Barroso Parejo

La ‘doble moral’, México prohíbe el fracking pero lo importa de Estados Unidos


Al igual que el maíz transgénico, el cual está prohibido sembrarse en México pero se importa de Estados Unidos, el gas tiene la misma historia.


Todos celebramos la prohibición del fracking en México, ya que es una técnica invasiva y que ha sido prohibida en diferentes naciones por los impactos ambientales y sociales asociados, como contaminación de mantos acuíferos por fugas durante la perforación, uso excesivo de agua, inyección de químicos tóxicos al subsuelo, además de enfermedades respiratorias y cancerígenas entre las comunidades aledañas.


Pero como seguimos dependiendo del gas, así como seguimos dependiendo del maíz, la demanda actual no se puede solventar con lo que produce México, por lo que gran parte del gas que se consume en México es extraído mediante el fracking e importado de Estados Unidos.


Hasta junio de 2020, México importó 4 mil 939 millones de pies cúbicos de gas al día, que representan 66 por ciento del consumo nacional, según estadísticas de la Secretaría de Energía (Sener).


El hidrocarburo importado proviene de Estados Unidos, país donde existe un auge en la industria de gas shale, principalmente por las políticas de Donald Trump (quien es un gran partidario de los combustibles fósiles).


La realidad es que podríamos dejar de depender de los combustibles fósiles en el mediano plazo si logramos una migración a energías renovables pero los intereses políticos y empresariales no dejan que México se convierta en una potencia.


Según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), México tiene un alto potencial en gas natural, por la gran cantidad de recursos en la zona de Tampico-Misantla, Sabinas y Burro-Picachos; pero tenemos un mayor potencial en energías renovables, solo es cuestión de crear las políticas necesarias.


En los últimos años, la dependencia del gas ha ido elevándose, entre 2009 y 2020 las importaciones han crecido más de 400 por ciento.


Recientemente, la Alianza Mexicana contra el Fracking pidió a la Sener acatar el compromiso establecido por el Presidente de que no se realice exploración y extracción petrolera en el País usando fracking; esto luego de que la .la CNH obtuviera el visto bueno para entregar a Pemex tres áreas nuevas que requieren de fracking.


No podemos ser un país de doble moral, en el cual se prohíbe el fracking pero se compra a otras naciones; esto acarrea diversos problemas: 1) sigues consumiendo energía sucia, 2) sigues contaminando, no tu país, si tu planeta, 3) no debes tercerizar problemas ambientales, debes crear las políticas para no crear más problemas sino soluciones a este y 4) creas una fuerte dependencia de un recurso que no necesitas con otro país.


///

Vía: Reforma

Imagen: GeoInnova



PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx