Brexit: ¿una amenaza para el medio ambiente?


El ‘Brexit’, que ya es una realidad, es una medida que tiene un sinfín de repercusiones a nivel global y afectará los intereses de futuras generaciones, pero ¿quién sentirá más estos efectos? Tan siquiera en el corto plazo el medio ambiente pasará por una etapa de incertidumbre ya que el cambio climático está en los últimos renglones de la agenda del Reino Unido que ahora se separa de la Unión Europea.

La respuesta rápida y corta acerca de qué pasara con la contaminación, la vida animal, agricultura, energías verdes y cambio climático es que realmente no sabemos; estamos en un territorio sin explorar. Pero todo indica que las medidas para la protección del medio ambiente se empobrecerán en el Reino Unido, la agenda económica y política es más importante en estos momentos.

El Brexit ya está cobrando sus primeros estragos ahora y en este momento. La caída de los mercados financieros el día de hoy afectará a las inversiones necesarias para crear un ambiente más limpio y seguro.

El 75% de los británicos entre las edades de 18 a 24 años que votaron a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea se deben sentir traicionados por las generaciones más veteranas, ya que el pertenecer a la Unión Europea era sinónimo de buenas prácticas en pro del medio ambiente.

El voto a Brexit deja una gran incertidumbre acerca de las protecciones y acciones verdes que se mantendrán y la perspectiva de mejorar o seguir invirtiendo es casi remota. Nigel Farage, quien es el político que más empujó el referéndum de voto, ni siquiera piensa que el cambio climático es un problema global y peor aún está dispuesto a desechar los límites de contaminación en las centrales de energía.

La Unión Europea ha impulsado una revolución en cuanto al reciclaje y los residuos. ¿Qué pasará ahora con este impulso? Dos tercios de los profesionales piensan que va a ir marcha atrás, con un 30% diciendo que va a seguir igual y sólo un 4% piensa que mejorará. ¿Es real que tanto puede suceder por esta decisión? Y todavía hay más.

La voluntad colectiva de la UE también ha sido vital en el cambio climático, tanto en el ámbito internacional como en el Reino Unido. Los británicos acordaron hace unos meses en Bruselas por energías renovables pero con la salida de la UE dichos acuerdos quedan en el limbo.

No sólo es la comunidad internacional que está preocupada por la agenda que tomara el Reino Unido, James Thornton CEO de Client Earth (los abogados que obligaron al gobierno a mejorar sus planes de contaminación del aire) dijeron: “me deja sorprendido, decepcionado y muy preocupados por el futuro de la protección del medio ambiente en el Reino Unido”. Craig Bennett, directo de ‘Friends of the Earth’ catálogo esta votación y próxima salida como “alerta roja” para el medio ambiente.

La verdad en este caso, sólo nos queda esperar, esperar a que la nueva era de políticos que traiga este suceso tengan en su agenda al medio ambiente. Cualquier retroceso de una sociedad, comunidad o país en cuanto a mejoras de nuestro planeta se verá reflejado a nivel mundial.

Imagen: marketbusinessnews

Vía: flipboard


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx