Image by Manuel Barroso Parejo

¡No te comas al planeta! 9 alimentos eco-friendly


Uno de los cambios más representativos y efectivos que existen para mitigar el cambio climático está en nuestra mesa y los alimentos que compramos. Para no comernos al planeta en cada bocado sólo tenemos que hacer unas pequeñas modificaciones a nuestra rutina diaria de alimentos. El recortar nuestras emisiones de carbono no tiene que ser sinónimo de pasar hambre, descuiden.

Evitar los alimentos procesados es una forma no sólo de mejorar la salud del planeta sino la nuestra. De hecho mayoría de las comidas eco-friendly pueden ser recogidas directamente de las plantas o los árboles; si los alimentos que compramos provienen de una fábrica es probable que traiga consigo toneladas de carbono ocultas a nuestra mesa. Hay un ejemplo claro, si una persona vive en Nueva York y compra una piña en diciembre, quiere decir que esa piña viajó un largo camino para llegar al anaquel de la tienda. Igualmente el comprar de forma local asegura casi al 100% que los alimentos estarán más frescos que si vienen a kilómetros de distancia.

Teniendo en mente esta forma de comprar el super, les dejamos las 10 comidas más amigables con el ambiente:

1. Chicharos

Los guisantes fijan naturalmente nitrógeno al suelo, esta capacidad elimina la necesidad de utilizar fertilizantes sintéticos y dejará el suelo nutrido para la siguiente cosecha. Los chícharos se pueden cultivar en condiciones de frío reduciendo efectivamente el desperdicio de agua asociada a las altas temperaturas.

2. Lentejas

Anteriormente hemos hablado de las propiedades que tienen las lentejas. De acuerdo con Environmental Working Group, las lentejas están en el top de comidas que son amigables con el planeta. De acuerdo con las emisiones de carbono, la producción de lentejas en toda su protección (previa y posterior) son de un total de 0.9 kg de CO2, comparado con el pollo que emite casi 9 veces más. Lo bueno de las lentejas es que se pueden preparar de cualquier forma, en sopa, hamburguesas, salchichas, ensaladas, en fin, combinan con muchos alimentos.

3. Jitomate

Además de ser el segundo alimento con la menor huella de carbono, los jitomates usan muy poca agua debido a que el sistema de sus raíces les permite crecer a profundidades mayores y absorber la humedad de suelos profundos, de esta forma limita la necesidad de agua en los meses de verano o de mayor sequía. Al igual que las lentejas se pueden usar en muchos alimentos y existen diversas recetas para acompañarlos.

4. Frijoles

Al igual que las lentejas, los frijoles son una gran fuente de proteína si están siguiendo una dieta vegetariana. Si escogen frijoles en vez de carne al momento de comer su impacto ambiental será significativamente menor. En total los frijoles secos sólo contribuyen con 2kg de dióxido de carbono por cada kg consumido.

5. Brócoli

Lamentablemente no es mi favorito, no sé porque nunca me terminó de gustar pero lo consumo por fines nutrimentales y ambientales. La producción de brócoli emite menos carbono que manejar 2 kilómetros un coche y puede ser cultivado sin el uso de pesticidas sintéticos, ya que produce propiedades que actúan como pesticidas naturales.

6. Nueces

Recuerdo que mi abuelo siempre me decía que comiera 10 nueces ya que me haría más inteligente. Las nueces son otra fuente de proteína, el consumir 110 gramos emite la misma cantidad de CO2 que si manejamos 1 km. Desafortunadamente, el peanut butter no entra en esta categoría.

7. Amaranto

El amaranto es un alimento que se consume desde tiempo mitológicos y está llenos de proteínas y nutrientes. El amaranto es una planta que aguanta casi cualquier adversidad, necesita muy poca agua para su cultivo y puede crecer en cualquier suelo. Este grano ha sido catalogado como uno de los más eficaces para combatir la hambruna.

8. Papas

Esta planta no requiere de químicos sintéticos ya que es un productor natural de pesticida y fungicida. Las papas aprovechan el agua de forma eficiente por lo que su huella hídrica es muy baja, sólo consume 190 litros de agua por medio kilo (el arroz consume 1,525 litros). Además su fecha de caducidad es muy prolongada si se almacenan de forma correcta.

9. Naranjas

Al requerir sólo 400 litros por kilo, las naranjas son uno de los alimentos que usan el agua de forma eficiente. Pero hay una advertencia, ya que muchos piensan que al consumir jugo de naranja embotellado están tomando una buena dosis de vitamina C lo cual es una gran mentira principalmente porque está adicionado con azucares y por las emisiones de CO2 escondidas. Para lograr un buen jugo de naranja les recomendamos tomarlo con todo y la pulpa.

Así que si piensan emigrar a una dieta vegetariano no tiene de que preocuparse ya que no todo es lechuga.

Vía: www.huffingtonpost.com


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx