Nieto de Jacques Cousteau usará la impresión 3D para regenerar arrecifes


Todos hemos sido testigos de cómo el cambio climático está modificando nuestro planeta, aunque casi todo lo que podemos observar es en la superficie, en el fondo del mar están sucediendo catástrofes como en la Gran Barrera de Coral donde se estima que se ha perdido la mitad del coral en las últimas tres décadas debido al incremento de la temperatura en los océanos, así como el desarrollo costero.

Cuando se calienta y acidifica el agua los corales comienzan a descomponerse tornándose más blancos al punto de llevarlos a su muerte. Los arrecifes de coral abarcan un 0.2% de toda la superficie del océano, aunque este número puede parecer insignificante los arrecifes son el hogar de más del 25% de todas las especies de peces marinos, además de otras como las tortugas marinas.

Los arrecifes además de funcionar como hogar y ser un centro de vida marina, protegen las costas de grandes tormentas, proporcionan alimento y trabajo a las personas que viven cerca de ellos y son esenciales para el equilibrio marino.

Es por estas razones que se están buscando diferentes soluciones para mitigar este problema, tanto así que el gobierno de Australia invierte alrededor de 200 millones de dólares para la salud de los corales. Existen diversos esfuerzos para preservar y reconstruir los corales deteriorados pero la mayoría de estos requieren tiempo y mucha labor por parte de buzos especializados, aunque hay una esperanza alentadora que se está utilizando en una isla del Caribe: impresión 3D.

En la Isla Bonaire, la cual está situada cerca de Aruba, se están realizando pruebas para utilizar tecnología de fabricación aditiva para restaurar los arrecifes. Estos experimentos se están realizando por ‘The Harbour Village Beach Club’ y el nieto del famoso Jacques Cousteau Fabien Cousteau quien es un entusiasta y preservacionista de los océanos (cualidad que seguramente heredó de su abuelo).

La Isla y Cousteau trabajarán de forma conjunta para diseñar e imprimir corales artificiales los cuales tengan una forma exacta en cuanto a tamaño, forma y textura, incluso llegarán a introducir los elementos químicos de los arrecifes nativos de la región.

Los arrecifes artificiales atraerán pólipos marinos -un pólipo es una de las formas animales invertebradas, las cuales tienen un forma de saco y tienen la habilidad de fijarse a un objeto marino como conchas de moluscos- para que vivan y construyan sobre ellos; y que puedan atraer a otros organismos a que vivan alrededor del arrecife de coral como algas, anémonas, pulpos, cangrejos y peces.

Fabien Cousteua es uno de nuestros héroes modernos, principalmente por las acciones que realiza como conservador de los océanos y quién no se convertiría en el protector de los mares cuando pasas tu infancia a bordo de los legendarios barcos ‘Calypso’ y ‘Alcyone’. Cousteau defiende esta nueva tendencia para los corales argumentando que la impresión 3D de corales puede generar cambios reales y establecer un crecimiento visible en los arrecifes. “...Esta tecnología requiere de un menor esfuerzo que cualquier otro proceso de restauración, por lo que tendrá un mayor impacto en un corto tiempo…”.

Esperamos que estas pruebas tengan el éxito esperado para sumar una solución a una amenaza que cada se extiende más por el mundo. Toda la suerte a Fabien Cousteau y al Harbour Village Beach Club.

Vía: wpxi.com, 3dprint.com

Imagen: gizmodo.com

#protección #océano

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx