5 acciones para ayudar a nuestro planeta


Merecemos esto. Cada día la sociedad me sorprende con su falta de cultura, de educación de consciencia y de empatía con el planeta. Cuando revisamos el estatus de nuestro mundo y vemos los niveles de CO2 en la atmósfera que han rebasado las 400ppm, sequías prolongadas, inundaciones desastrosas, extinción de especies, toneladas de basura, toneladas de desperdicios, explotación de recursos no renovables. Incluso si en un futuro las ciudades de la costa terminan por hundirse, será nuestra culpa y será algo que nosotros mismos nos buscamos con industrias que contaminan sin ninguna prohibición, con nuestras botellas de plástico, con nuestras quarter pounder… sí, nos merecemos todo esto.

Cuando volteamos a ver las acciones que realmente deberían impulsarse con nuestros diputados y senadores y vemos que muy pocas están encaminadas hacia la mejora de nuestro medio ambiente uno se decepciona porque no tenemos las herramientas, el poder o la voz para lograr que estas personas que sólo piensan en su bienestar realicen acciones positivas; podríamos estar sentados esperando a que hagan algo pero eso sería igual de estúpido que lo que hacen ellos.

Lo que sí podemos cambiar son nuestros hábitos tanto de consumo y de vida, esas pequeñas elecciones que nos llevan hacia un planeta más verde; hoy podremos ser 10 personas que dejen de tomar Coca-Cola, refrescos o agua embotellada, y serían casi $100 pesos menos para esta empresa, pero algo es algo; y si poco a poco son más personas las que optan por un termo con agua estaremos viendo como estas industrias tiemblan ante nuestro poder, así que es tarea de cada uno de nosotros de despertar la mente del mundo. Así que mientras los gobiernos mundiales se ponen de acuerdo en qué sí hacer y qué no, les proponemos algunas acciones sencillas.

1. Eliminar la carne de nuestras dietas: lo hemos repetido una y otra vez, la carne es uno de los peores contaminantes de nuestro planeta. Si todos elimináramos de nuestros refrigeradores la carne tendríamos un mundo libre de maltrato y crueldad animal y de paso estaríamos salvando al planeta.

Se han realizado diversos estudios en cuanto a las dietas y la emisión de CO2 y métano que cada una de estas tienen; si se compara una vegetariana con una carnívora, la última emite el doble de CO2.

Esto principalmente porque el criar animales para después matarlos y comerlos es sumamente ineficiente por todo el proceso que conlleva (darles agua, comida y un espacio de tierra).

La ganadería contribuyen con más gases de efecto invernadero a nuestro planeta que muchas otras industrias, incluyendo la del transporte en todo el mundo; es decir más que todos los aviones, coches, barcos y cualquier otro medio de transporte del mundo.

2. Compra de forma local: cuando compramos productos que vienen de un lugar muy lejano, lo único que hacemos es usasr una mayor cantidad de combustible que libera CO2 a nuestra atmósfera sólo para tener una naranja de California, ¿qué, las naranjas hechas en México no saben bien? Imaginen cuánto tiene que viajar y en qué estado tiene que viajar un kiwi de nueva Zelanda. Si no es temporada no es temporada, punto.

3. Reducir el desperdicio: hace poco hablamos de cómo afecta la basura a nuestro entorno y adicional a quitar espacio y despedir olores desagradables, también emite gases de efecto invernadero. Cuando los desperdicios terminan en un vertedero liberan metano que es un gas el cual calienta más la atmósfera que el CO2. Cada que tiramos algo a la basura estamos tirando nuestro planeta también. Optemos por productos que estén sin empaque o en caso de que no haya otra forma, buscar empaques que sean reciclados y puedan biodegradarse con facilidad.

4. Apaga tus luces y aire acondicionado: esta acción, aunque pensáramos que trivial puede pasar desapercibida, ¿cuántas veces nos olvidamos de apagar las luces de nuestras casas u oficinas? ¿Realmente necesitamos el aire acondicionado cuando hay una temperatura ambiente? ¿quién fue el dictador que dijo que todas las oficinas y casas deben estar a 18°? Si tienes calor, te invito a que abras una ventana, es más relajante y disminuirás el consumo de electricidad de tu hogar/oficina.

5. Bicicleta / transporte público / comparte tu auto: entiendo que muchos dirán que es complicado usar una bicicleta y más en México donde no existe una cultura de educación para el ciclista. Pero cada día se están impulsando programas que nos invitan a desempolvar nuestras bicis y cascos. En caso de que todavía no le pierdas el miedo a la bici, trata de usar el transporte público, aunque también entiendo que en la ciudad de México es complicado. Si no quieres dejar tu lindo coche, compártelo con alguien más.

Seamos parte de la solución, seamos el planeta que queremos ver, seamos el cambio que necesitamos

Vía: www.huffingtonpost.com

#sostenible #conservación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx