Image by Manuel Barroso Parejo

Trigo genéticamente modificado para poder cultivarse todo el año


Hace unos días comentamos sobre una manzanas que no se tornaban cafés una vez que se partían, en este artículo desmenusamos lo que es un organismo genéticamente modificado (OGM) y qué beneficios tienen este tipo de alimentos, como la reducción de desperdicios, cosechas más resistentes y con el OGM que les presentaremos hoy, cosechas todo el año.

Colin Curwen-McAdams, quien está haciendo su doctorado en Washington State University y Steve Jones, profesor de la misma universidad, han desarrollado una nueva especie: una cruza entre trigo y su primo salvaje la hierba de trigo la cual tiene como nombre Salish Blue. La meta de esta cruza es lograr una cosecha de trigo todo el año, atemporal.

“...Salish Blue tenía que funcionar en tres ejes antes de salir al mundo: 1) que funcionará bien con los agricultores, 2) maximizar las rotaciones y cosechas y 3) conservar o aumentar el valor nutrimental…”, explica Curwen-McAdams.

El problema del trigo convencional es que cada año muere y lo agricultores deben preparar el suelo y sembrar nuevas semillas; esto no sólo es más trabajo, también causa una mayor erosión en la tierra fértil, lo que hace que los espacios agrícolas se deterioren y sean menos sanos y puedan transportar sedimentos y productos químicos agrícolas a aguas cercanas,

Durante la Guerra Fría, la entonces Unión Soviética aseguró haber creado un plan muy similar en donde el trigo pudiera regenerarse por sí mismo cada año. Aunque no hay evidencias claras de esto.

“...Parecía una super arma, así que Estados Unidos y Canadá comenzaron sus propios programas para tratar de desarrollar cultivos de cereales atemporales basados en el trigo…”, dijo Curwen-McAdams.

Pero como muchos proyectos en ese momento todo se quedó en palabras, ya que estamos en el 2017 y han pasado casi 30 años de la Guerra Fría y todavía no se consiguen este tipo de granos a gran escala.

Aquí es donde entra Salish Blue, ya que es un grano atemporal que se adapta al clima húmedo y es diferente de los intentos anteriores porque es genéticamente estable, dice el investigador de la Universidad Estatal de Oregón, Michael Flowers, que no participó en el estudio.

“...Ahora ya tenemos algo, es una ruptura de lo que se venía diciendo y por fin se tiene un avance en este tema. Las criadores de trigo pueden comenzar a realizar una selección más a detalle y escoger los rasgos que quieran mantener…”, dijo Flowers.

Muy cerca de la Universidad Estatal de Washington en Mount Vernon, Dave Hedlin tiene una granja de más de 200 hectáreas donde cultiva vegetales y tiene vacas para producir productos orgánicos. Dave está realizando un estudio piloto de las Salish Blue para conocer tanto los beneficios como los efectos que pudiera tener.

Hedlin dice que podría usar algo como Salish Blue como comida de invierno para las vacas lecheras. El grano aún no está listo para el consumo humano, al menos no ampliamente, aunque Curwen-McAdams ha hecho pan y galletas, así como panqueques.

Debido a que algunas de las semillas son azules en lugar de rojo o blanco como el trigo tradicional, los pays tienen un tinte azulado para ellos. Así que, si Salish Blue despega pronto podríamos comer pays azules.

Esto es un gran paso para la humanidad, ya que de ser exitosa la prueba en la granja de Hedlin y otras más que esperamos se realicen, podremos estar presenciando una solución a la escasez de alimentos que se espera para los siguientes años.

Vía: KUOW and EarthFix

Imagen: CBC

#sostenible

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx