Image by Manuel Barroso Parejo

Semarnat cambia uso de suelo forestal y da permiso para construcción...otra vez


La Semarnat autorizó indebidamente la construcción de la Plaza Outlet Aguascalientes la cual conllevará el derribo de 221 de árboles, 202 mezquites y 19 huizaches. Se consumó un auténtico fraude ecológico en la zona oriente de Aguascalientes.

En momentos cuando debemos estar cuidando el patrimonio ecológico que tiene cada entidad federativa, el organismo que supuestamente defiende estos espacios es el que se está encargado de destruirlos.

Gilberto Gutiérrez, quien es delegado de la Semarnat, afirmó que el proyecto fue rechazado por su delegación previamente, pero el permiso fue concedido por las oficinas centrales. “...La empresa presentó su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para que lo autorizáramos, pero les faltaba papeles oficiales y se les hizo un requerimiento de información complementaria, pero no se cumplió el trámite y se descartó el asunto; el trámite ya no fue realizado en nuestras oficinas, sino que se llevó a nivel central en donde se les autorizó el cambio de uso de suelo…”, declaró Gilberto Gutiérrez.

Este es un claro ejemplo de que nuestros organismos gubernamentales tienen áreas de oportunidad muy concretas en las que se debe trabajar. Estos hechos se pueden interpretar como un acto de corrupción; si una vez fue descartado, ¿por qué en otras oficinas, el mismo caso es aceptado? las omisiones por parte de la constructora siguen siendo las mismas, esto no cambió, sólo cambiaron las personas que dieron el permiso.

Todo inicio cuando la empresa ‘Inmobiliaria Imagen Visión S.A. de C.V.’ solicitó el pasado 9 de noviembre el cambio de uso de suelo forestal para edificar un centro comercial sobre una superficie de 2.4 hectáreas. El hecho de que estén con uso de suelo forestal es por algo señores, no para que ustedes vengan y compren los derechos de suelo, y ¿quién necesita una plaza más? lo que se necesita son más espacios verdes.

Esta plaza contará dos tiendas departamentales, 68 locales comerciales, 271 cajones de estacionamiento y 15 islas, esto de acuerdo con la descripción presentada en el manifiesto de impacto ambiental. Revisando la locación de forma satelital, podemos observar que en ese predio bien se pudo haber construido un parque, habilitarlo como área verde y miles de familiass pudieran disfrutar un espacio diferente, pero se prefirió el beneficio económico.

La empresa deberá pagar por el cambio de uso de suelo de terrenos forestales a comerciales y el monto es de 7 millones de pesos. Esta empresa todavía tiene el descaro de asegurar que contempla un pago de 33 mil pesos por la restauración del ecosistema.

Esta construcción sin lugar a dudas generará impactos ambientales, algunos de forma permanente e irreversibles a los recursos naturales, principalmente en cuanto a topografía del terreno y la eliminación de la vegetación. Es momento de actuar y exigir y demandar a nuestros organismos que detengan estos permisos y usos de suelos cuenten con un candado para evitar que se cambien.

En esta ocasión, adicional al derribo de más de 200 árboles, lo preocupante es la violación a las disposiciones legales creadas para proteger las zonas federales del Estado, esta práctica ya la hemos visto anteriormente en otras entidades del país, se está convirtiendo una norma común que se privilegie el bienestar económico sobre el ambiental.

“...En este caso, se violó la disposición estatal y municipal que prohíben el cambio del uso de suelo en terreno forestales, por un lado un lado el catálogo de zonas forestales, y por otro lado el Programa de Desarrollo Urbano 2040 autorizado el año pasado cuyo artículo quinto transitorio establece que el Municipio no autorizará cambios de uso de suelo…”, declaró Gerardo Ortega de León, ecologista de Aguascalientes.

El periodo para la ejecución de la obras es de cinco años, el centro comercial tendrá una vida útil de 50 años y generará mil 500 empleos. ¿Saben lo que tiene una vida útil superior a un centro comercial? Un espacio natural protegido. De acuerdo con declaraciones de la inmobiliaria, el terreno donde se pretende realizar la construcción no está ubicado dentro de ningún área natural protegida o de conservación, no fracturará o aislará a los ecosistemas colindantes ni generará impacto ambientales distintos a los que ya genera la ciudad de Aguascalientes; ¿en verdad se creen sus mentiras? o ¿piensan que nosotros somos tan incrédulos para creerlas?, si fuera así no tendrían que realizar ningún pago.

El delegado de la Semarnat informó que a la inmobiliaria sólo le resta realizar los trámites ante los gobiernos estatal y municipal para comenzar con la construcción. Debe ser triste y lamentable estar en la posición de Gilberto Gutiérrez, ya que esta persona quiso hacer lo correcto pero alguien más sólo buscó un beneficio económico. Lamentable la situación de la Semarnat, no en balde se le ha acusado de malos manejos.

La única esperanza que queda es que las autoridades de la ciudad de Aguascalientes declaren que no se puede ni se debe construir el centro comercial, aunque somos escépticos a que esto suceda.

Vía: El Univesal, Hidrocalido

Imagen: La Jornada

#devastacion

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx