PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx

Con 30 ejemplares vivos, la vaquita marina podría extinguirse en el 2018. DiCaprio se suma su protec


Leonardo DiCaprio se suma a la lucha para proteger a la vaquita marina, ya que sólo quedan 30 ejemplares vivos y de no tomar acciones urgentes podría extinguirse para el 2018.

Anteriormente el actor expresó su preocupación por el cetáceo y pidió al presidente Enrique Peña a tomar medidas urgentes para salvar a los pequeños mamíferos que habitan en las costas del Golfo de California.

El actor se unió a la campaña del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) e hizo una petición en su cuenta de Instagram para apoyar la causa de la organización, la cual durante años ha expuesto la situación de la marsopa.

“...Sin una acción inminente se enfrentan a su extinción permanente...”, este es el mensaje que DiCaprio, ha solicitado a sus seguidores para que unan esfuerzos y exijamos acciones inmediatas al presidente de México.

Anteriormente la Semarnat comunicó la implementación de un plan para desarrollar santuarios para la vaquita. “...Estos santuarios tendrán un costo de $4 millones de dólares. El gobierno federal ya presupuestó 3 y se está solicitando el apoyo de otras organización la fundación de DiCpario para que se sumen a donar y mantener este proyecto…”, dijo Rafael Pacchiano, titular de la dependencia.

La fundación del actor apoya diversos proyectos innovadores para proteger de la extinción a fauna vulnerable, restableciendo el equilibrio de ecosistemas y comunidades amenazadas.

En un informe publicado en febrero pasado, el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA), un organismo mexicano, alertó que de los 60 cetáceos que había el año pasado, ahora solo queda la mitad y en solo cinco años la población de esta especie prácticamente se ha destruido en su totalidad: la disminución se estima en un 90%.

La única amenaza científicamente comprobada para su supervivencia son las enormes redes de enmalle que los pescadores del Golfo de California utilizan para pescar y en la que queda atrapada y muere ahogada. La mayoría de estas mallas son empleadas ilegalmente para pescar camarón y totoaba, un pez también en peligro de extinción. La vejiga natatoria de la totoaba es altamente codiciada en Asia. Un kilo puede llegar a costar más de entre 20 mil y 50 mil dólares al ser considerado un alimento de lujo. Por ello las vejigas de este pez endémico son traficadas de México a China, a través de Estados Unidos. Lamentablemente en los últimos 25 años, ninguna de las medidas implementadas ha tenido éxito y la captura incidental sigue ocurriendo. “...Sabemos qué debe suceder para salvar a las vaquitas: acabar con la pesca de totoaba, pero no sólo desde el lado de la vigilancia, sino también con la aplicación de políticas de apoyo socioeconómico en la región para involucrar a las comunidades en la protección de la vaquita...”, afirmó Gustavo Ampugnani, director ejecutivo del organismo en México.

A pesar de que el gobierno mexicano implementó una veda temporal de dos años al uso de las redes de enmalle -la cual culmina en 12 días-, además de una serie de medidas de monitoreo y protección, el declive de la vaquita ha continuado.

Los ‘Santuarios’ que busca desarrollar la Semarnat, es considerada por la WWF como una medida fugaz. “...Lo vemos como una medida desesperada, consideramos que tiene altos riesgos puesto que nunca se ha hecho. Se necesita una veda permanente de las redes de enmalle en el alto Golfo de California y entregar alternativas para los pescadores de las comunidades...", dijo Jorge Rickards, director general interino de WWF México.

Expertos aseguran que la vaquita marina podría sobrevivir en un entorno natural adverso, siempre y cuando estuviera alejada de la mano del hombre que ha intervenido en su extinción.

Apoyen esta causa, ya que de perder a la vaquita, perderíamos un pedazo de México y una voz más quedaría silenciada por siempre.

Vía: WWF

Imagen: Ecosfera

#extinción #conservación #protección