Image by Manuel Barroso Parejo

'Vision' la llanta de Michelin biodegradable


Michelin presentó la primer llanta inteligente y biodegradable sin aire e impresa en 3D. Este es el resultado del trabajo y compromiso que ha hecho Michelin durante años para alcanzar sus objetivos de reducir su huella de carbono para el 2030.

Este nuevo lanzamiento tiene gran relevancia ya que los neumáticos tradicionales -tanto en su producción como su desecho-, son una fuente de contaminantes y emisores de gases de efecto invernadero.

De acuerdo con la Semarnat, las llantas usadas representan el 1% de los residuos sólidos en México pero suponen un desafío especial para su manejo y en escasas ocasiones son recicladas. Las llantas presentan un problema ecológico, principalmente por los materiales que están elaborados, el gran volumen y la durabilidad de éstos. Las llantas no son biodegradables y por su tamaño y forma pueden estar en el ambiente durante miles de años. De hecho anteriormente era común disponer las llantas en rellenos sanitarios, sin embargo esta práctica ha sido anulada porque pueden fungir como depósitos de gases de efecto invernadero. En diferentes países está prohibido tener residuos en rellenos sanitarios.

Es por esta y muchas otras razones que la empresa de neumáticos está volcada a realizar cambios en su línea de producción y elaborar productos sustentables. Igualmente en el 2015, durante la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que se realizó Francia, Michelin se comprometió a reducir un 20% su huella de carbono hacia 2030.

Para cumplir dichos objetivos la empresa presentó el prototipo ‘Vision’, en el marco del evento Movin’On de la empresa francesa, el cual se llevó a cabo en Montreal Canadá. Este evento tiene la finalidad de explorar temas de sustentabilidad y movilidad y cómo combinarlos de manera eficaz y eficiente.

El prototipo de llanta está elaborado con materiales de base biológica y biodegradable, impresa en 3D y no requiere de aire para sostener el vehículo. Revisando los videos de demostración, estamos ante el futuro de las llantas, un futuro donde la contaminación por neumáticos será cosa del pasado.

La forma en la que la llanta está diseñada permite reemplazar la parte que toca el piso en caso de desgastarse con tan sólo llegar a una estación de cuenten con impresoras 3D capaces de colocar un poco de caucho en los espacios que se necesite. Dichas estaciones estarán disponibles una vez que el neumático comience su producción.

La estructura de la llanta es muy diferente a lo que estamos acostumbrados, tiene un forma de panal de abejas, lo que permite eliminar el aire para soportar el auto.

“...Es un concepto de largo plazo, que conjunta nuestra visión sobre nuestras metas de movilidad sostenible. Los componentes que acabamos de describir son los temas de investigaciones que se llevan a cabo actualmente...”, dijo Terry K. Gettys, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Michelin, en conferencia de prensa.

Si bien, el nuevo neumático continúa siendo un prototipo y no existe una fecha de lanzamiento, el objetivo de su elaboración es iniciar la revolución de llantas sustentables las cuales tengan una base biológica y se puedan biodegradar para minimizar el impacto ambiental que tienen las llantas actuales.

La cereza del pastel de ‘Vision’ es que cuenta con sensores que están conectados a la nube y brindan al usuario información en tiempo real sobre el desempeño de la llanta. “...Es una llanta conectada al vehículo, a los usuarios y a los sistemas de navegación. Tendremos mucha información sobre la experiencia de usuario…”, explicó Gettys. Estas iniciativas son las que ayudan a cambiar al mundo, todavía faltan años para que sean una realidad, pero seguro cambiarán la forma en la que nos movemos.

Vía: Michelin

Imagen: Michelin


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx