Cultiva tus ingredientes y reduce tu huella de carbono


¿Quien no quisiera una ensalada con ingredientes recién cosechados y de lo más alta calidad? Muchas veces el camino al supermercado es complicado y en ocasiones no hay todos los ingredientes o no son los más frescos. ¿No sería mejor tener un huerto en casa?

La idea de lograr un huerto en casa es fascinante y más si se puede hacer durante todo el año. Tener verduras frescas para ensaladas es posible incluso en el invierno.

De acuerdo con el libro 'Year-round indoor salad gardening' se pueden cultivar todo tipo de ensaladas para una familia de cuatro personas. Sólo se necesita una alacena y una ventana, sin la necesidad de luces o equipos especiales.

Semillas de girasol, brotes de guisantes, alfalfa, lechuga y hojas de rábano son algunas de las cosechas que se pueden obtener de acuerdo con el autor Peter Burke. Los brotes de tierra o ‘soil sprouts’ son llamados así porque crecen rápidamente, como un brote tradicional cultivado en un tarro con tierra.

“...La tierra permite cultivar semillas con cáscaras, como semillas de girasol y trigo sarraceno y mantiene la humedad suficiente para que las plantas crezcan, por lo que solo necesito regar una vez al día. Si piensas que no puedes hacer lo mismo porque no tienes un gran ventanal con exposición sur, no te preocupes, no lo necesitas.

"...Uno de los lugares donde cultivo mis 'greens' está en una pequeña ventana al norte. Mi cosecha diaria es de aproximadamente 400 gr de verduras de cinco pequeños moldes de pan de aluminio de 6 por 12 cms. De vez en cuando, uso un molde para pan más grande de 9 por 18 cms cuando quiero un doble lote de verduras....”, afirma Burke.

De acuerdo con Burke, lo que se necesita para cultivar brotes de tierra probablemente ya lo tengas en tu cocina. Dos cejas resistentes que se utilizarán para organizar y almacenar las herramientas de jardinería interior.

Una será la caja para semillas, que contiene las semillas, herramientas de medición y tazas para remojar las semillas. Esta caja debe permanecer completamente seca para asegurar una buena germinación.

La recomendación de Burke es conservar un suministro de dos meses, lo que sería más o menos como 4 tazas de cada uno: girasol, rábano, trigo sarraceno, semillas de guisante, semillas de brócoli y alguna otra que desees.

La segunda caja sirve para la tierra que usarás para las semillas. Puedes tener 2 galones de mezcla de germinación -mezcla estéril- compuesta de turba perlita y vermiculita. Esta es la misma mezcla que utilizan los jardineros para las plantas en macetas.

También debes incluir dos recipientes de plástico de 4 litros de mezcla de tierra seca antes de plantar, 1 contenedor de 3 tazas de composta y un recipiente de 1 taza de algas marinas. Burke recomienda tener cucharas para medir y algunas bandejas para plantar.

Estas recomendaciones dependen del tamaño de cultivos que quieras realizar pueden ser más o menos dependiendo de tus necesidades.

Con este proceso puedes pasar de cultivar una semilla a utilizarlo como ingrediente para tus ensaladas en tan sólo 10 días. Esta es una forma sencilla de reducir tu huella de carbono comiendo localmente.

Vía: Peter Burke

Imagen: Peter Burke

#alimentos #sostenible #soluciones #plantas #agricultura

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx