Image by Manuel Barroso Parejo

Evoware: empaques de algas que sustituyen el plástico, incluso son comestibles


El empaque es uno de los grandes dolores de cabeza en términos medioambientales. Pensemos en todo lo que usamos y compramos, cada uno de estos productos vienen en un empaque, ya sea de vidrio, aluminio, plástico, vidrio, cartón, siendo el plástico el más común.

Cada año se suman millones de toneladas de empaques que terminan en ríos y mares y esperan cientos de años para poder reintegrarse a la naturaleza… en caso de que biodegradarse. Es por esto que se necesitan soluciones que ataquen el problema de frente, empaques que sean biodegradables casi inmediatamente o en el caso de Evoware, que puedan ser comestibles.

Evoware es una empresa socialmente responsable que promueve un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente y proporciona un valor innovador a la vida urbana.

“…A través de los productos de Evoware, los consumidores evolucionarán para estar más de cerca con la naturaleza y vivir una vida más sostenible. Somos una solución ecológica para los desechos plásticos ya que nuestros productos son biodegradables e incluso comestibles y saludables ya que usamos algas marinas como materia prima…”, explica la empresa en su sitio Web.

En Yakarta, Indonesia, en el local de alimentos y bebidas Ong Tek Tjan, puedes comprar helados en empaques que posteriormente puedes comer en vez de tirarlos; están elaborados con algas marinas, saben a gelatina y puedes pedirlos en sabor mente y té verde.

Indonesia, tiene un grave problema en sus ríos y playas ya que muchas de estos presentan un alto grado de contaminación debido a la plaga del plástico, pero el país se unió a una campaña de limpieza liderada por las Naciones Unidas después de ser calificada como la segunda mayor contaminadora marina de plástico, detrás de China.

El cofundador de Evoware, David Christian, dijo que la idea de los envases comestibles a base de algas marinas fue impulsada por su deseo de luchar contra una explosión de desechos plásticos en los últimos años en su ciudad natal de Yakarta.

"…He sido testigo de cuánto desperdicio de plástico se produce en Yakarta y es inaceptable saber que el empaque que estamos consumiendo hoy tardará cientos o miles de años en degradarse… el plástico lo contamina todo…”, afirma Christian.

Es por esta razón que desarrolló Evoware, para hacer frente al plástico de una forma poco ortodoxa pero funcional. Desde el primer producto que desarrolló, la taza de gelatina a base de algas marinas, Evoware se está expandiendo a otros tipos de envases, como sobres desechables para café o condimentos y sachets.

Los pilares en los que se fundó la empresa tienen dos componentes, el ambiental y el social. El ambiental para reducir las emisiones de carbono, disminuir los desperdicios plásticos y mantener las costas y mares limpios. En el pilar social busca incrementar el sustento y calidad de vida de los agricultores de algas marinas en el país.

La buena noticia es que la materia prima parece sobrar en Indonesia, porque tan sólo el año pasado se produjeron 10 millones de toneladas de algas marinas; Christian asegura que esta cantidad se duplicará para el año 2020.

Es importante que sigan existiendo este tipo de iniciativas para cambiar el paradigma mundial, de otra forma nos perderemos en un mar de plástico… literal.

Vía: Ecoware

Imagen: Ecoware

#plástico #soluciones #alimentos

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx