Trump pone en peligro a lobos grises mexicanos con su nuevo plan de recuperación


El pasado miércoles, la flamante administración del presidente Trump dio a conocer su plan de recuperación para los lobos grises mexicanos, una de las especies de mamíferos más amenazadas en América del Norte, con una población silvestre que apenas rebasa los 100 ejemplares.

Lo lamentable es que el nuevo plan está trazado para enviar a la extinción al lobo en vez de tratar de recuperarlo ya que se le está cortando el acceso a su hábitat vital para su recuperación y no se ha tenido respuesta a las crecientes amenazas genéticas para la especie.

"…Es un plan de recuperación sólo de nombre. Sin hábitat adicional y una mayor diversidad genética, los lobos seguirán balanceándose al borde de la extinción. El plan no brinda ninguna de estas necesidades esenciales…", señaló Heidi McIntosh, abogada de la organización Earthjustice, que demandó al gobierno federal.

Como ha sucedido en el último año con la administración de Trump, las personas que elaboraron el plan decidieron no escuchar la información científica, así como a decenas de miles de personas que solicitaban arreglar el plan.

"…Los lobos esperaron por un plan que ayudara a salvarlos, pero sólo recibieron uno que no garantiza su recuperación. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos tuvo la oportunidad de construir un plan con base en la ciencia y conservación, pero en cambio decidió dejar que la política gobernara…", Bryan Bird, director de Southwest para Defenders of Wildlife.

"…En lugar de seguir adelante con un plan basado en recomendaciones legítimas basadas en la ciencia, se colaboró exclusivamente con los mismos estados que se han tomado medidas extraordinarias para obstaculizar la recuperación del lobo mexicano; los lobos merecen algo mejor…", dijo Maggie Howell del Wolf Conservation Center.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre publicó más de 250 páginas de justificaciones 'científicas' y preguntó a los estados cuántos lobos tolerarían sin justificación científica alguna. "...Este plan garantizará que de ahora en adelante no se permita que exista un promedio de más de 325 lobos mexicanos en todo el suroeste de los Estados Unidos. Este plan es una farsa vergonzosa…", dijo David. Parsons, ex coordinador de recuperación de lobos mexicanos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre.

"…Limitar la recuperación al sur de la Interestatal 40 mantiene a los lobos fuera del Gran Cañón y del sur de las Montañas Rocosas, áreas que se beneficiarían enormemente de tener lobos de regreso y que los científicos han determinado que son absolutamente esenciales para su recuperación…", dijo Michael Robinson, defensor de la conservación del Centro para la Diversidad Biológica.

El desastroso plan de recuperación de la administración de Trump se quedó corto en diversas áreas como:

  • No establece los centros de población adicionales y limita los lobos a un hábitat inadecuado con un bajo potencial de recuperación;

  • No proporciona suficientes liberaciones de lobos en la naturaleza;

  • No garantiza la conservación y la mejora de la diversidad genética para mejorar la endogamia

  • Confía excesivamente en México para la recuperación, donde el hábitat es poco prometedor.

Para lograr que la población de lobos grises mexicanos prospere es necesario que se trace un plan bilateral sólido y con bases científicas. Estuvimos cerca de perder al lobo mexicano a mitad del siglo pasado debido a la persecución humana, tenemos que esforzarnos más en dejar atrás la política y comenzar a trabajar en conjunto para evitar una gran pérdida.

Vía: Ecowatch

Imagen: ADN40

#biodiversidad #estupidez #protección #conservación #animales

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx