Image by Manuel Barroso Parejo

Museo del Mar Caribe rechazado por segunda ocasión


Por segunda ocasión la Semarnat negó los permisos para la edificación del Museo del Mar Caribe, proyecto promovido por el particular Thetys S.A. de C.V. y que se pensaba realizar frente a playa Mamitas.

A inicios de este año la empresa ingresó su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), este manifiesto es un estudio técnico-científico, de carácter preventivo y de planeación, que permite identificar los efectos que puede ocasionar una obra o actividad sobre el medio ambiente, y señalar las medidas preventivas que minimicen dichos efectos negativos de la ejecución de dichas obras o actividades.

Este estudio permite a las autoridades evaluar la factibilidad ambiental para la ejecución de proyectos de inversión industrial, de infraestructura, manufactura, comercios o servicios.

De acuerdo con la Semarnat el MIA presentado fue sometido a una consulta pública, pero el proyecto buscaba le otorgaran permisos para edificarse en 2016 aunque igualmente se le negaron los permisos.

El proyecto consistía en la construcción y operación de un museo subacuático a 600 metros de Playa Mamitas y el muelle de ultramar que inicia en Avenida Constituyentes. La parte más alejada del Museo del Mar Caribe se ubicará a 1.3 kilómetros de la costa, incluirá 19 secciones que contarán con objetos y esculturas de variadas temáticas. Este espacio subacuático abarcaría aproximadamente 42 hectáreas.

Los elementos que integrarían este museo no fueron del agrado para grupos ecologistas de la ciudad, entre ellos los integrantes de Moce Yax Custal, quienes a mediados del año solicitaron la consulta pública. El grupo argumenta que la aprobación de un proyecto con estas dimensiones alteraría el hábitat de diferentes especies acuáticas y correrían el riesgo de desaparecer, así como dañar el lecho marino.

Adicional, la demarcación ubicada al norte del municipio, la playa mantiene una erosión acentuada; de hecho, un gran número de hoteles han buscado retener la arena con costaleras.

Todavía no está muy claro quién tiene la razón en esta disputa ya que la empresa tiene la idea de dividir el sitio en dos áreas, una para el museo marino, y la otra en un parque acuático, en una superficie de 3 mil 275 metros cuadrados. En total, se colocarían 943 módulos de arrecifes artificiales, que podrían generar más vida marina. Según el estudio realizado por la empresa, en la zona proyectada para desarrollarlo no se detectó ninguna especie protegida por las normas mexicanas.

De acuerdo con lo emitido en el canal oficial de la dependencia federal, se dio a conocer el ‘No Aplica’, por lo que este proyecto queda fuera de autorización para ser construido. La dependencia no dio a conocer más detalles de la razón para no otorgar permisos para su construcción.

Vía: Sipse

Imagen: Octavio Martínez / SIPSE

#protección #océano

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx