Image by Manuel Barroso Parejo

¿Cuánta agua consumes? Conoce que es la huella hídrica


Un error que cometemos al calcular cuánta agua usamos es que sólo tomamos en consideración el agua ‘tangible’, es decir que la vemos, usamos y tocamos, pero dejamos atrás el agua ‘virtual’.

El agua ‘tangible’ sólo es el 4% del total del agua que usamos. El otro 95% restante pertenece al agua ‘virtual’; esta es llamada así porque no está presente en el producto final, es decir, fue utilizada para producir alimentos, ropa, aparatos electrónicos, salas y muchos otros productos y servicios que usamos.

“...La elaboración de un producto de consumo, sea una botella de plástico o una camisa, implica una utilización de agua mucho mayor a la que nos imaginamos. Lo que comemos en un día, la ropa que usamos, la energía que consumimos y todos los productos con los que estamos en contacto requirieron agua en distintas cantidades para su creación, producción…”, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza WWF.

En el agua virtual es donde realmente está el impacto ambiental, mientras más largo sea un proceso de fabricación de un producto, más agua si utilizará; un kilo de tela de algodón requiere cerca de 11 mil litros de agua para cultivarlo, blanquearlo, y otros procesos, mientras que una computadora necesita casi 38 mil litros de agua, ahora imaginemos nuestro closet, salas y demás, el cálculo se vuelve aterrador.

México ocupa el lugar 11 con mayor huella hídrica de producción en el mundo (casi 150 mil metros cúbicos); la producción agrícola es el principal componente, seguido del sector pecuario (pastoreo y producción), que juntos representan el 91%. El consumo doméstico e industrial son responsables del 9% restante.

La huella hídrica per cápita mundial, es decir el agua que consume en promedio una persona en cualquier lugar del mundo al año, es de 1,385 metros cúbicos. En México superamos esa media consumiendo un promedio de 1,978 metros cúbicos al año.

Para tener una noción más precisa del consumo de agua en el que incurrimos, tomando en cuanta producción, empaques y limpieza, se debe realizar una huella hídrica. Cada estilo de vida determina el volumen de la huella hídrica, por lo que es importante conocerlo y saber en qué área podemos ahorrar.

Haciendo un cálculo de la huella hídrica, se pueden encontrar soluciones ante la creciente demanda de agua. Igualmente se conoce y evalúa el consumo del líquido en países, comunidades, comercios e industrias.

En el caso de un país, la huella hídrica se compone del agua virtual que usa para producir los bienes que consume, más el agua virtual que importa, menos el agua virtual que exporta.

Todos tenemos una responsabilidad moral en el cuidado del agua y es nuestro deber disminuir nuestra huella hídrica. Si conoces cuál es tu impacto podrías tomar decisiones sustentables de consumo y no sólo de consumo de agua; por lo que te invitamos a realizar un test para que conozcas más sobre tu huella hídrica y en qué áreas puedes comenzar a recortar el consumo. Haz click aquí para iniciar tu cálculo.

Vía: Semarmant / Water.org

Imagen: Energy recovery water

#agua #conservación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx