El presidente Peña Nieto pide trabajar por un futuro sostenible entre el desarrollo y la conservació


La semana pasada se llevó a cabo la quinta Cumbre Mundial del Océano celebrada en la Riviera Maya, del 7 al 9 de marzo. Algunos de los problemas más urgentes fueron analizados por expertos y líderes mundiales para tomar acciones ante nuevas posibilidades.

The Economist Events y la Sustainable Ocean Alliance (SOA) se unieron para traer a 15 jóvenes líderes a la ‘World Ocean Summit’ en Fairmont Mayakoba, Riviera Maya, cerca de Cancún en México.

Los asistentes aportaron una nueva perspectiva a las áreas claves que actualmente están en la agenda de diversas naciones: la pesca, los plásticos oceánicos, la gobernanza, las políticas y la aplicación de nuevas tecnologías para mejorar la salud de nuestros océanos y al mismo tiempo, impulsar su economía.

La pesca desenfrenada que termina siendo insostenible, el aumento de la temperatura del agua y la contaminación -principalmente por los trillones de pedazos de plástico esparcidos por el océano- son de los problemas que aquejan a los océanos que cubren el 97 por ciento de la superficie del planeta y son el alimento y sustento de miles de millones de personas.

“...México es heredero de culturas ancestrales, con una profunda relación espiritual con la naturaleza…”, dijo el presidente de México Enrique Peña Nieto, durante su mensaje, acompañado por el presidente de Islandia, Gudni Thorlacius Jóhannesson, así como por Zanny Minton, editora en Jefe de The Economist.

"...Inspirados en ese pasado, estamos trabajando por un futuro más armonioso entre el desarrollo y la conservación de la naturaleza y la necesidad de aprovechar los recursos naturales, la protección de nuestros mares y océanos y su aprovechamiento sustentable son parte de este gran esfuerzo, nuestra privilegiada ubicación geográfica, nos sitúa entre los 2 océanos más grandes del mundo, el Atlántico y el Pacífico, nuestras aguas albergan a especies marinas emblemáticas como el tiburón ballena, la mantarraya gigante y las ballenas jorobadas y nuestras playas, sostienen la economía de cientos de miles de familias dedicadas al turismo..." , dijo el presidente.

El tema de la salud de los océanos se está filtrando en la agenda de la mayoría de las naciones, pero muchas todavía no encuentran los mecanismos adecuados para financiar los proyectos y proteger los mares y océanos.

"...Si no nos aseguramos de detener la contaminación, detener la acidificación de nuestros océanos, muchos países grandes tendrán problemas económicos...", dijo Erna Solberg, primer ministro de Noruega.

Solberg completó su mensaje afirmando que los intereses a corto plazo entran en conflicto con el interés económico a largo plazo para todos los países costeros. Debemos encontrar un punto en donde la conservación no esté peleada con la sostenibilidad.

Si bien es responsabilidad de los gobiernos mundiales el crear una agenda completa, es una responsabilidad compartida con el sector privado. Primero porque las inversiones a largo plazo pierden foco a las demandas inmediatas de los presupuestos del gobierno y segundo porque también han afectado de alguna u otra forma a los cuerpos marinos.

Hacer que la pesca sea más sostenible, por ejemplo, podría garantizar un mayor rendimiento futuro al aumentar la producción. Los participantes también mencionaron el turismo y la energía renovable como industrias que podrían generar rendimientos de la inversión en conservación.

Al destacar la importancia de conservar hábitats clave, el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que el 23 por ciento de las áreas marinas y costeras del país están ahora bajo protección.

En el panel “Un océano global sostenible para un mundo rico y saludable”, que se realizó en el marco de la Cumbre Mundial de los Océanos, se resaltó la importancia de hacerle comprender a las personas e integrantes del sector productivo pesquero la relevancia que tiene la sustentabilidad para proteger los recursos que son extraídos de los océanos.

El Gobierno Federal en coordinación con instituciones y organizaciones, ha impulsado la sustentabilidad del sector pesquero y acuícola de nuestro país y se asumió el “Consenso de Playa del Carmen para la pesca con futuro”, para potenciar el óptimo aprovechamiento de los mares, el cuidado de las especies y respeto al medio ambiente, y fortalecer decidida y efectivamente la sustentabilidad.

Ojalá que no se quede como una cumbre más donde hay muchas palabras pero pocas acciones. Donde se cumplan los compromisos adquiridos.

____________________

Vía: AlJazeera

Imagen: The Economist

#biodiversidad #océano #plástico #contaminación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx