Image by Manuel Barroso Parejo

Basura electoral se reduce pero falta para ser más sostenible


Quién no recuerda haber visto cientos de pendones, banderines y demás hace algunos años, miles y miles de toneladas de basura se generaba en los períodos electorales. Si bien ha disminuido la basura electoral para este 2018, la realidad es que falta para que sea más sostenible.

La propaganda electoral que se colocó este año no cumple con lo que determina la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), ya que tardarán en promedio 80 años en degradarse debido a que el material no es ecológico.

“...Las mantas, lonas y pendones que hicieron todos los partidos políticos no fueron sustentables, a excepción de la que imprimió el Partido Humanista…”, señaló Alejandra Mendoza Farías, presidenta de la Fundación México Sustentable.

Deberían de multar a todos los partidos que no cumplieron con la Legipe ya que estos desperdicios tardarán más de 8 décadas en degradarse, es un gran daño ecológico que se debe corregir para futuras elecciones.

Si bien se estima que hubo una reducción de basura electoral de casi un 90% comparada con las elecciones del 2012, se debe presionar a los partidos políticos para que utilicen materiales ecológicos que no causen un daño ambiental.

Estas miles de toneladas de basura electoral tardarán en degradarse lo mismo que dura un pañal desechable, debido a que el material no es ecológico ni reciclable. La estipula que la propaganda electoral debe ser reciclable y elaborarse con sustancias que no son tóxicas para el medio ambiente.

De acuerdo con la Fundación México Sustentable, los materiales están dejando de ser necesarios ya que un 82% de los capitalinos afirma que los flyers, pendones, lonas y otros materiales que se entregan ni siquiera influyen en su decisión para votar.

Hace seis años se generaron 177 mil toneladas de basura electoral, en el 2015 se redujo drásticamente a 42 mil 500 toneladas y este 2018 se estima un total de 17 mil toneladas de basura.

“...La propaganda impresa podría ser el 10 por ciento de la que se utilizó en 2012, es decir, que podría bajar a 17 mil toneladas en vez de 177 mil toneladas que se generaron tras las campañas electorales de hace 6 años, todavía falta que la Agencia de Gestión Urbana del gobierno de la CDMX de la cifra oficial…”, según Mendoza.

En la Ciudad de México, el único partido que cumplió con los requisitos de la Legipe fue el partido Humanista, el cual utilizó materiales biodegradables para comunicar la candidatura de Marco Rascón.

La propaganda electoral utilizada en este 2018 no cumplió con las disposiciones legales que estableció el Instituto Nacional Electoral desde el 2015, el cual estipula que se debe realizar con material reciclable o textil y no plástico, adicional a que los partidos políticos tenían la obligación de haber presentado un plan de reciclaje de dicha propaganda.

En una encuesta realizada por la Fundación México Sustentable, 9 de cada 10 personas afirmaron que las mantas, lonas y pendones son molestos y se deberían eliminar ya que se convierten en basura automáticamente.

Si bien vamos avanzando en este tema, todavía falta para que las próximas elecciones sean sostenibles; por ejemplo, el textil debería de venir de fibras recicladas. Dejemos atrás las avalanchas de basura y migremos hacia unas elecciones verdes.

______________________________

Vía: Excelsior Imagen: Excelsior

#basura #reciclaje #plástico #contaminación

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx