Image by Manuel Barroso Parejo

Ola de plástico en el Senado: un minuto sin legislar, una tonelada de plástico en el mar


Prohibir o eliminar los plásticos de un sólo uso se está convirtiendo en una tendencia, sobre todo por la ley que acaba de aprobar el parlamento europeo en este sentido.

En México la situación va avanzando pero no tan rápido de forma eficiente. Se tienen actos aislados de diferentes municipios, ciudades e incluso estados que prohíben el uso de plásticos, aunque a veces esta prohibición es algo limitado y no tan enérgica como debería ser.

Debido a esto, la organización ambiental Greenpeace México instaló una ola de plástico de más de dos metros de altura frente al Senado de la República, recinto legislativo donde se discute una nueva legislación para regular los plásticos de un solo uso.

"Un minuto sin legislar, una tonelada de plástico en el mar", es el mensaje que se lee junto a la ola gigante, para hacer conciencia de que cada minuto que pasamos sin tomar acciones por la contaminación plástico, son toneladas de basura que se incorporan al mar.

Los activistas buscan hacer un llamada a los senadores de la comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado, liderados por el senador Eduardo Murat, para que legislen por el bien común y no a favor de la industria que pretende resolver el problema reciclando y cargando la responsabilidad en el consumidor final.

"...Los senadores tienen una oportunidad única de legislar en favor de los ciudadanos y no a favor de los grandes intereses corporativos que se mueven en la política. Debe primar el bien común y no el interés de unos pocos que busca maximizar sus ganancias a costa del medio ambiente...", señaló Miguel Rivas, coordinador de la campaña de Océanos de Greenpeace México.

Rivas afirma que la ley que resulte debería poner la responsabilidad en los actores correctos y debería trabajar en 4 puntos:

  • Poner la responsabilidad en los actores correctos, donde los productores/distribuidores ofrezcan soluciones basadas en la reducción en origen para evitar más producción y uso de plástico y que éste vaya a dar a nuestros océanos.

  • Establecer la obligación del productor/importador de informar al consumidor sobre los impacto en el ambiente que tienen los artículos plásticos que le vende.

  • Prohibir el plástico “desechable” innecesario forzando el cambio cultural evitando las falsas soluciones que cambian el material pero no el modelo de consumo.

  • Evitar, a toda costa, que se considere la incineración como una solución a la contaminación plástica, ya que esto no cambia el modelo cultural si no que lo perpetúa.

"...Los que producen y distribuyen empaques y envases plásticos deben ser responsables de ellos y deben asumir que este problema no se soluciona reciclando más y mejor, sino haciendo que los productos tengan una vida útil más larga y reduciendo aquel plástico que es innecesario desde su origen...".

Greenpeace hizo un llamado a la ciudadanía para que apoyen esta iniciativa ingresando a las redes sociales de las personas y organismos que están detrás de la ley como: al muro del Senado en Facebook así como a las cuentas de Twitter de los integrantes de la comisión: @eduardomurat @BcsRicardo @jc_ramirezmarin @XochitlGalvez y @ManceraMiguelMX para pedirles legislar a favor de la reducción en la producción de plásticos. __

Vía: Greenpeace

Imagen: Greenpeace

#plástico #política #contaminación #residuos

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx