Estudiantes de la UNAM crean prototipo de estufa solar con desechos

Tal parece, como casi siempre sucede, que los avances tecnológicos no los hace el gobierno, sino la juventud que está más ocupada en resolver los problemas que aquejan su entorno.


Con el fin de darle acceso a los habitantes de zonas rurales una alternativa económica para cocer sus alimentos, alumnos de la carrera en Ingeniería en Energía en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I) crearon prototipos de estufa solar que alcanzan hasta los 200 grados Celsius.


Los dispositivos se caracterizan por ser de bajo costo, pues fueron elaborados con desechos cotidianos, entre los que se hallan discos con parábolas de servicio de televisión, cuadros de espejo, tiras de papel espejo y charolas de acero inoxidable, indicó la institución académica a través de un comunicado.


"La idea es aprovechar lo que se tiene en casa para reusarlo en algo que pueda servir a las personas que habitan en áreas alejadas de las ciudades para cocer alimentos a bajo costo", aseguró Jorge Luis Acevedo, estudiante de la UAM-I durante la presentación del proyecto.

Por su parte, José Alonso Rosales Sánchez, también alumno de la Casa Abierta al Tiempo, explicó que su modelo permite cocinar tiras de carne y salchichas, y si se agrega aceite, se puede aumentar la temperatura.


En tanto, José Rodolfo Jacinto Espinosa presentó un proyecto a base de materiales reciclados rescatados del desperdicio industrial.


"Este tipo de estufa puede alcanzar más de 120 grados y el agua puede hervir sin problemas y cuando se coloca aceite de cocina alcanza temperaturas más altas", concluyó.

Si bien son prototipos, este tipo de iniciativas pueden cambiar la vida de miles de personas que no tienen acceso a electrodomésticos; lo que se necesita ahora es impulsar las iniciativas, mejorarlas y que puedan hacerse en masa.


/////////

Vía. Reforma

Imagen. Reforma