Nos hemos comido a la gallina de oro en vez de los huevos: Youssef Nassef acerca del capitalismo


Todos, TODOS, tenemos una deuda con el planeta por el impacto que tiene nuestras decisiones de consumo y negocio hacia el medio ambiente; algunos tienen una deuda mayor otros menor, pero le debemos.

El director de Adaptación Climática de la Secretaría de Cambio Climático de la ONU, Youssef Nassef, cree que la revolución industrial "ha fracasado", porque, aunque "ha producido muchos bienes, innovación y buena salud" para la humanidad, "ha destruido las bases que nos mantienen vivos".


"Nos hemos comido la gallina de oro en vez de los huevos, debemos redefinir nuestra relación con la naturaleza. Si la gallina desaparece ya no hay más huevos".

Para Nassef, el cambio climático, al igual que "la extinción de especies o las pandemias", son "síntomas" y no "problemas" en sí mismos, fruto de la visión que tiene la sociedad hacia la naturaleza.


"Vemos la naturaleza desde una visión prospectiva: como un capital, un recurso natural, algo que explotar. Debemos cambiar esa relación con la naturaleza, de lo contrario aunque solucionemos el cambio climático, encontraremos algo nuevo".

Considera que tiene que haber un "compromiso político" por parte de todo el mundo para "cambiar la forma de pensar y relacionarnos con la naturaleza", más allá de "pequeñas acciones" individuales, que cree, "solo prolongan el tiempo para que pasen las cosas malas".


Hacia un futuro sostenible: tomar menos del mundo


Nassef apuesta por un modelo en el que "cada persona tome menos del mundo de lo que le da" y dice tener la visión de "un buen futuro" y no solo uno en "el que evitas el peor escenario".


"Si tienes un mundo donde cada persona coge menos del mundo de lo que le da, te das cuenta de que la sobrepoblación está bien. Quieres más gente", afirma el representante de Naciones Unidas.

Nassef considera que la sobrepoblación "solo es mala" porque la humanidad vive "de forma insostenible". "Si cada persona da más de lo que recibe, el mundo podría tener un trillón de habitantes", asegura.


Pide comenzar a "redefinir la relación" con la naturaleza siguiendo como modelo el respeto al medio ambiente de las comunidades indígenas. "Están mucho más avanzadas en este sentido", afirma.


Un giro en cómo hacemos negocios


La progresiva concienciación de la sociedad respecto a los problemas ambientales, se está produciendo un cambio en los negocios que el mundo empresarial decidió equivocadamente ignorar.


"Los mejores trabajadores no irán a una compañía si no ven que tiene los valores correctos. Mostrar valores ecológicos tiene sentido económico para una empresa y ayuda a combatir el cambio climático”.

El mundo está roto, así como el sistema de hacer negocios. Las empresas no solo deben centrarse en su rentabilidad sino en cómo mejorar su entorno y alinearse hacia lo que el mundo necesita.


"Entender que puede haber un modo diferente de hacer negocio, que realmente también se hacen cosas buenas para el mundo es lo que les llevará a los mejores trabajadores", dice.

Cada empresa debe entender cómo puede contribuir a mejorar su entorno, ya sea con su operación diaria, por medio de sus productos o creando valor ambiental y social agregado.


//////////

Vía: EFE