Image by Manuel Barroso Parejo

Semarnat va por huertos urbanos en todo el país



Lo que antes era un práctica realizada por un puñado de personas, ahora podría convertirse en algo nacional


Los huertos urbanos son espacios al aire libre destinados al cultivo de alimentos, entre ellos verduras, hortalizas, frutas, legumbres, plantas aromáticas o hierbas medicinales, entre otras variedades, a escala doméstica.


De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los huertos urbanos pueden ser mucho más ecológicos y eficientes que los tradicionales, llegando a producir hasta 20 kg anuales de alimentos por metro cuadrado y son fundamentales para amortiguar el impacto del calor y los problemas ambientales de las grandes ciudades.


Debido a estos beneficios, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales desarrolla un programa para establecer huertos urbanos, como espacios que ayuden a amortiguar los impactos de calor generados por la cubierta asfáltica y las construcciones de concreto y cristal de las grandes ciudades, así como evitar otros problemas ambientales.


El primer huerto se instalará en Viveros de Coyoacán, y se trabaja de manera conjunta con el Gobierno de la Ciudad de México.


“...El crecimiento urbano ha propiciado la disminución de las áreas verdes, lo que genera una problemática que afecta la salud y bienestar de los habitantes, por ejemplo, “islas de calor” y disminución en los niveles de los acuíferos debido a que el agua se expulsa por los desagües en lugar de infiltrarse…”, explicó Coral Rojas, responsable del área de Agroecología de la Semarnat.


Los huertos urbanos cumplen importantes funciones ambientales, sociales, culturales y económicas. Son un modelo que generan condiciones favorables para amortiguar los cambios bruscos de temperatura, dar refugio a especies nativas, capturar carbono, cosechar agua, reciclar materia orgánica y disminuir el uso de energía fósil para la producción y transporte de alimentos.


Además, en un huerto urbano agroecológico la población conoce y reflexiona sobre los procesos de la naturaleza y se convierte en un agente crítico que promueve modos de vida más sustentables.


En la Ciudad de México, el primer huerto se trabajará de la mano de la Semarnat, en coordinación con la Secretaría de Educación, Investigación, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (SECTEI), y la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México (SEPI) y se instalará en los Viveros de Coyoacán.


En una superficie de 3,600 metros cuadrados se cultivarán alimentos variados, milpa tradicional con asociaciones de maíz, frijol enredador y calabaza. En camas biointensivas se producirá una gran diversidad de alimentos, chícharos, ejotes, coles, brócolis, jitomate, acelgas, espinacas, zanahorias, betabeles, lechugas, rábanos, cebollas, chiles y papas.


También se cultivarán vegetales que han ido perdiendo demanda entre la población, como los quelites, malvas, verdolagas, quintoniles, alaches, pipicha, pápalo.


Este modelo será replicado en todo el país, usando el ejemplo de la ciudad de México, y se pretende que el siguiente se instale en la ciudad de Mérida, en Yucatán.


Coral Rojas recomendó ampliamente a los urbanitas emprender huertos citadinos bajo los principios agroecológicos, en cualquier área, ya sea en espacios de un metro cuadrado, en un balcón o azotea.


“...De esta manera, la población puede generar alimentos de autoconsumo o para venta e intercambio, con lo que generan ingresos y se abona a la soberanía alimentaria local...”, dijo Rojas.


//

Vía: Semarnat

Imagen: Freepik


PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx