Image by Manuel Barroso Parejo

Supermercados del Reino Unido prohibirán vender productos ligados con la deforestación


Por muchos años, diversas empresas se han beneficiado económicamente destruyendo los bosques del mundo, por muchos años, estos ecocidios han pasado por alto, por muchos años, estas prácticas no han sido castigadas, pero parece que estamos llegando al principio del fin.


En el Reino Unido, se están impulsado diferentes medidas que prohíben a los supermercados obtener productos de tierras deforestadas ilegalmente.


Hoy, el Reino Unido está haciendo historia; ya sea por un movimiento político o porque realmente quieren hacer las cosas bien, pero el plan del gobierno británico consiste en prohibir a los supermercados vender carne de res, soja y otros productos básicos procedentes de tierras deforestadas ilegalmente.


Ahora, las empresas que operan en el Reino Unido deberán demostrar que los productos básicos, incluidos la soja, el cacao y el aceite de palma, obtenidos en sus cadenas de suministro, cumplieron con las leyes ambientales locales cuando se produjeron.


En caso de que las empresas que no lo hagan, se enfrentarán a multas, esto de acuerdo con la consulta del Departamento de Alimentación y Asuntos Rurales.


Las propuestas fueron hechas por primera vez a principios de este año por un panel de líderes empresariales liderado por Sir Ian Cheshire que fue encargado por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) para examinar cómo el Reino Unido puede mejorar su estrategia de uso de la tierra.


Sin embargo, Defra rechazó un llamado del panel para que el sector financiero también esté cubierto por una obligación de debida diligencia obligatoria similar, a fin de evitar que sus préstamos e inversiones financien la deforestación.


En cambio, las reglas solo se aplicarán a "un número relativamente pequeño de empresas más grandes" que tienen más probabilidades de afectar a los productores, dijo una portavoz del departamento.


Como anfitrión de la próxima cumbre climática global de las Naciones Unidas, conocida como COP26, el Reino Unido también busca mostrar liderazgo ambiental en la arena internacional.


La política puede acumular más presión sobre el gobierno brasileño, que ya se ha enfrentado a los llamados de inversores institucionales que gestionan alrededor de 3.7 billones de dólares para abandonar una propuesta que, según ellos, aumentará la deforestación y violará los derechos de los grupos indígenas en la Amazonía.


La deforestación representa el 11% de los gases de efecto invernadero y la gran mayoría es causada por la producción de productos agrícolas, dijo Defra. En algunos países, hasta el 90% de los bosques se talan ilegalmente.


En el Reino Unido, los supermercados, incluido Tesco Plc, se han visto sometidos a una nueva presión para ser más transparentes en sus cadenas de suministro.


Sin embargo, los activistas de Greenpeace dijeron que el nuevo plan del gobierno tiene "serias fallas" ya que las leyes ambientales locales pueden ser inadecuadas, particularmente en Brasil.


"...Tampoco hay nada que aborde el hecho de que algunos productores de materias primas pueden tener una línea 'sostenible' pero continúan destruyendo bosques en otros lugares, lo que simplemente traslada el problema al patio trasero de otra persona...", dijo Elena Polisano, activista forestal de Greenpeace U.K.

Si bien, esta política tiene buenas intenciones, todavía falta afinar más los detalles para evitar ‘huecos’ que las empresas puedan aprovechar para continuar con una cadena de suministro insostenible… aunque esto solo es el principio.


///

Vía: Agencias

Imagen: NewFood

PLANETA B BLANCO SIN MUNDO.png

2019 | PlanetaB | Consultoria e Información ambiental

Montes Urales 424, Lomas de Chapultepec, CDMX.

M. contacto@planeta2.com.mx